El Leicester empata con diez en un final de locura

Ranieri

El líder de la Premier League, Leicester City, empató (2-2) este domingo en la jornada 34 frente a un West Ham que remontó el tanto inicial del goleador Jamie Vardy, que acabó expulsado tras simular un penalti, hecho que aprovecharon los visitantes para dar la vuelta al marcador, que igualó Ulloa en el descuento de penalti.

El Leicester logró arañar un punto (2-2) en los minutos finales volviendo a mostrar solidez de campeón, en un choque que quedó marcado por la expulsión por doble amarilla de Jamie Vardy en el minuto 56. Antes, el delantero había adelantado a los de Ranieri con un zurdazo cruzado (min. 17), batiendo al guardemeta español Adrián, que fue titular junto a Pedro Obiang.

Tras la roja, el West Ham, que ya había avisado en varias ocasiones, se volcó y acabó remontando con un tanto de Carrol de penalti y un gran gol de Cresswell, en apenas dos minutos (84' y 86'). Sin embargo, no estaba la última palabra dicha y el Leicester acabó atacando y forzando una pena máxima, que Ulloa transformó con calma en el último minuto (90+5').

De esta forma, el líder suma un punto que le deja con ocho de ventaja sobre el segundo clasificado, el Tottenham, que este lunes se enfrentará al Stoke City en el Britannia Stadium, pudiendo quedar a cinco puntos, a falta de cuatro jornadas por disputarse.