El lechazo repite su calvario en Salamanca con una brutal caída de su valor

(Foto: Chema Díez)

La mesa decidió una bajada de 0,85 euros para las tres categorías de lechazo en una jornada aciaga para el sector que se repite cada principio de año tras las fechas navideñas.

 

EL CEREAL, AL ALZA

 

La mesa de cereales vivió una cotización alcista en trigo para pienso, cebada, avena y maíz con subidas de dos euros para la primera categoría y uno para el resto por su mayor nivel de operativa en el mercado, mientras que el trigo panificable, el centeno, las legumbres y la paja repitieron el valor de la semana pasada.

El lechazo se ha caído... un año más. La mesa de ovino ha decidido una bajada de 0,85 euros para las tres categorías (hasta 11 kilos, de 11 a 13 y de 13 a 15 kilos) en una jornada que se repite cada inicio de año tras unas fiestas navideñas donde las evntas se disparan y el sector se mueve con mayor alegría en el mercado.

 

Pero ésta, por desgracia, no dura mucho. No en vano, cuando el sector productor y el comprador coinciden en esta situación es que la realidad se impone por encima de cualquier otro parámetro y eso que siempre existen diferencias como es el caso de las peticiones de bajada. La de los compradores, de un euro, y la de los ganaderos, de entre 0,50 y 0,85 euros.

 

Finalmente, el presidente de la mesa optó por una bajada de 0,85 euros, para dejar los lechazos de 11 kilos a 4 euros; los de 11 a 13 kilos a 3,75 euros; y los de 13 a 15 kilos, a 3,10 euros. Dos categorías de corderos también vieron su precio mermado en 0,40 y 0,30 euros, con una repetición de los animales de más peso.

 

Todo hace indicar que el valor del lechazo seguirá en esta misma tendencia aunque menos pronunciada a la espera de próximas fechas festivas cuando se recuperen las ventas y el consumo.

 

EL MERCADO SIGUE DE RÉCORD

 

(Foto: Chema Díez)

 

Por otro lado, el Mercado de Ganado de Salamanca continuó con sus cifras récord al contar con 1.977 animales y además de gran calidad, en una jornada con buenas ventas y donde los precios no fueron inferiores a semanas pasadas pese a que los tratantes indicaron eso en la mesa de vacuno de vida. Es más, hicieron hincapié en una repetición de precios pero si hubiese que tocarlos, "sería a la baja".

 

Situación completamente opuesta a la que ven los ganaderos, que solicitaron una subida de 0,03 euros para machos y para hembras que no aceptó el presidente de la mesa que optó por una repetición de los precios.

 

En el caso del vacuno de carne, el sector ha recuperado mayor movimiento en el mercado y en las ventas, algo que indicó la propia mesa por parte de ambos sectores. Así, finalmente, se optó por una subida de 0,03 euros para los machos menores de año, erales y novillos y de 0,06 euros para los añojos, con una repetición para las hembras, que se mantienen más estables.