El Juzgado de lo Penal de Ávila condena a siete personas por practicar el furtivismo en Gredos

El Juzgado de lo Penal de Ávila ha condenado a siete furtivos como autores de un delito contra la flora y la fauna cometido en Gredos, al tiempo que uno de ellos ha sido hallado también responsable de un delito de tenencia ilícita de armas. Todos ellos deberán efectuar un pago conjunto, en concepto de indemnización, de un total de 13.950 euros por daños y perjuicios

Según recoge la sentencia, los hechos sucedieron el 13 de noviembre de 2006, cuando el grupo formado por los siete condenados recorría distintos parajes de la Reserva Regional de Caza, en concreto unos terrenos sometidos a régimen cinegético especial en los que el ejercicio de la caza precisa de permiso escrito y nominativo expedido por la Junta de Castilla y León, del que ellos carecían.

 

   Además, se comprobó que uno de los condenados, sin licencia de armas, portaba un rifle a cuyo cañón había acoplado un silenciador para amortiguar el ruido de los disparos, hecho que motivó su condena por un delito de tenencia ilícita de armas.

 

   La sentencia expone como hecho probado que en torno a las 8 de la mañana, en el paraje 'Garganta de los Conventos', en el término municipal de Hoyos del Espino, tres de los acusados, "para conseguir la recompensa o precio pactados días antes con los restantes acusados", localizaron varios machos trofeo de cabra montés.

 

   Uno de los condenados disparó e hirió a un macho, que fue rematado por otro disparo efectuado por otro de los condenados. Tras cortar la cabeza del animal y esconder el trofeo, se señaló un nuevo ejemplar, que fue disparado y herido, al igual que un tercer ejemplar fue igualmente disparado y herido.

 

   Uno de los ejemplares heridos apareció muerto en los días inmediatos siguientes. Se trataba de un un macho montés de puntuación 202, según el baremo internacional, con un valor de mercado de unos 3.950 euros.

 

   La Junta de Castilla y León ha expresado su agradecimiento a sus empleados públicos y a otras administraciones y organismos, como la Asociación de Propietarios de la Sierra de Gredos o la Guardia Civil, a través de Seprona, por su participación en la persecución de hechos que pueden ser constitutivos de delitos contra la fauna cometidos dentro del territorio de la Reserva Regional de Caza de la Sierra de Gredos y que deriven de la caza ilícita de ejemplares de machos monteses.

 

   La Administración autonómica también ha destacado la actuación del Servicio de Guardería de la Reserva de Caza en el cumplimiento de sus funciones, que son los encargados de velar y evitar el furtivismo.