El juzgado cifra en 226 los damnificados por el siniestro del Alvia

Las víctimas disponen de una oficina de atención integral que se habrá puesto en contacto con todas ellas antes de que finalice septiembre.
 

El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago cifra en 226 los damnificados en el accidente de tren que tuvo lugar el pasado 24 de julio en la parroquia rural de Angrois.

 

En una lista que fuentes oficiales del juzgado dan prácticamente por cerrada, son 147 los que constan como lesionados, a los que se suman las 79 personas que perdieron la vida en el siniestro ferroviario.

 

De este modo, se despeja el desfase inicial entre el listado de víctimas aportado por el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), que refería 276 personas, y los datos facilitados por Renfe, por los que 224 personas viajaban en el Alvia accidentado.

 

La diferencia estribaba, como explicaron a Europa Press en su momento fuentes judiciales, en que la relación del Imelga podía incluir a personas que resultasen heridas en las labores de rescate u otras que entrasen por urgencias a la misma hora del siniestro y, por error, fuesen contabilizadas.

 

COMUNICACIÓN CON LAS VÍCTIMAS

En cualquier caso, todavía el juzgado que instruye la causa debe ponerse en contacto con los heridos y los familiares de los que perdieron la vida debido al descarrilamiento del tren a su paso por Angrois.

 

Por el momento, su titular, Luis Aláez, ya ha enviado 40 exhortos a los juzgados de referencia de aquellos que no pertenecen a la zona de Santiago. El fin de esta medida es que puedan realizar en estas oficinas todas sus gestiones y no necesiten desplazarse a la capital gallega.

 

OFICINA DE ATENCIÓN INTEGRAL

De todas formas, para las víctimas de Compostela y aquellas que decidan acudir a los juzgados de Santiago, desde el pasado 1 de agosto está abierta una oficina de atención integral a las víctimas que "ya empezó a operar" y que estará "a pleno funcionamiento" esta misma semana.

 

Es lo que ha dicho el vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para Galicia, Manuel Almenar, en declaraciones a los medios tras la tercera reunión de la comisión judicial creada a raíz del siniestro ferroviario para "coordinar" a todas las administraciones implicadas.

 

También ha explicado que la mencionada oficina contará a mayores con otro funcionario, del servicio de apoyo de los juzgados de Santiago, para "reforzar la tramitación de las comunicaciones a las víctimas".

 

El objetivo, como ha señalado, es que en septiembre todos los afectados hayan recibido una explicación del juzgado sobre sus "derechos" y sobre los procedimientos para reclamar por lesiones o daños materiales, entre otras cuestiones.

 

CONTROL "EXHAUSTIVO"

"La oficina se encargará de monopolizar la tramitación de todo el procedimiento penal y de todo lo que tiene que ver con las víctimas", ha detallado, convencido de que contar con "una pieza por víctima" permitirá "llevar un control más exhaustivo" de la evolución de cada uno y que "no sea necesario esperar" a los dictámenes sanitarios para "convocarse el juicio oral".

 

De este modo, dando un plazo de tres meses para contar con el pronóstico en caso de "lesión ordinaria" y de seis para aquellas afecciones declaradas "excepcionales", sus cálculos son que "seis o siete meses después del accidente" se podrá saber "lo sucedido a cada víctima" para así hacer "las reclamaciones específicas".

 

"LECCIONES" DE OTRAS TRAGEDIAS

La creación de esta oficina dependiente del juez instructor forma parte del protocolo diseñado teniendo en cuenta "las lecciones aprendidas de terribles experiencias" como el accidente de Spanair, el terremoto de Lorca y el 11-M. De hecho, el secretario judicial que trabajó en este atentado forma parte de la comisión de crisis creada tras el accidente de Angrois.

 

Lo aprendido en esos sucesos también ha llevado a sentar "en las primeras 72 o 96 horas las bases de la investigación", con el convencimiento del CGPJ, según Almenar, de que "en este tipo de asuntos, la investigación penal depende mucho de las diligencias que se practiquen en los primeros momentos".

 

Junto con ello, se ha creado un sistema para garantizar la "coordinación" de todas las administraciones implicadas, fundamentalmente, con el ámbito sanitario.

 

REFUERZO DEL JUZGADO NÚMERO 3

Por su parte, el director general de Xustiza de la Xunta, Juan José Martín, ha destacado que se "desdobló" el juzgado de instrucción número 3 de Santiago a fin de que su titular pueda centrarse en el caso del accidente y otro juez, con una cantidad "similar" de funcionarios, prosiga con el trabajo ordinario.

 

Asimismo, se ha traído otro médico forense para colaborar en el reconocimiento de los lesionados; y se ha destinado otro funcionario a la Fiscalía de Santiago.

 

A mayores, esta semana funcionará una página web en la que "todos los interesados puedan hacer consultas" tanto sobre el estado del procedimiento como sobre "cuestiones generales" relacionadas. Además, se está comenzando a digitalizar el expediente del caso, al igual que ocurrió con el Prestige, para que "pueda ser manejado por todas las partes" sin utilizar papel.

 

"POSITIVO"

Finalmente, el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), Miguel Ángel Cadenas, ha valorado que el funcionamiento del juzgado desdoblado es "el esperado". "Nos preocupaba, pero es satisfactorio", ha apuntado, antes de señalar que la secretaria y el juez así se lo han trasladado.

 

En cuanto a la reunión de la comisión judicial creada a raíz del accidente ferroviario, ha explicado que sirvió para tratar cuestiones ya abordadas y que su resultado ha sido "positivo". "Esperamos que se traduzca en una mejor y más rápida instrucción y sobre todo en una mejor y mayor atención a las víctimas y a los perjudicados", ha concluido, después de que el director general de Xustiza avanzase un nuevo encuentro el próximo 25 de agosto.