El jurado destaca a Muñoz Molina como un "gran intelectual" que combina la novela y el ensayo

Los miembros del jurado que ha fallado el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2013 en el escritor Antonio Muñoz Molina han destacado su capacidad "polihédrica" y su intelecto para cultivar múltiples disciplinas, como la novela história o el ensayo artístico.

Así lo ha expresado el presidente del jurado y de la Real Academia Española, José Manuel Blecua Perdices, quien en declaraciones a los medios, tras la lectura del acta, lo ha definido como "un gran escritor de valor polihédrico en sus intereses, capaz de abarcar desde la creación literaria, hasta los problemas de la historia del arte y del mundo contemporáneo". "No es frecuente encontrar intelectuales capaces de escribir una novela, y a la vez ensayos sobre historia del arte, o libros sobre los problemas del mundo actual", ha añadido, tras destacar la relevancia "internacional" de la obra del premiado.

En un sentido parecido se ha expresado el periodista Juan Cruz, que ha señalado la "capacidad intelectual de Muñoz Molina para combinar todas las formas del arte en su estilo: música, arte o literatura". "Lo ha definido como un hombre comprometido con su tiempo y un intelectual de altísima exigencia, con un estilo narrativo de los más ricos y permeados por la cultura literaria que hay en nuestra lengua", ha añadido.

Al escritor asturiano Xuan Bello le ha gustado "el hecho de premiar a un autor joven, con una obra en marcha", y lo ha visto como "un impulso a su carrera", pero también como una forma de "situar la cultura hispánica en el centro de la modernidad".

Por su parte, el periodista Luis María Ansón ha reconocido que en las deliberaciones han tenido un problema: había tres académicos entre en el jurado (Blecua, el propio Ansón y Carmen Riera), y otros tres entre los candidatos (Luis Goytisolo, Francisco Brines y el propio Muñoz Molina). "Pero ha llegado solo a la final Muñoz Molina y por tanto ha sido muy fácil", ha añadido.

BRINES TAMBIÉN HUBIERA SIDO UN BUEN PREMIO

Por su parte, el escritor Fernando Sánchez Dragó ha mostrado su satisfacción porque "desde hacía 13 años ningún autor en español había sido premiado", por "la necesidad" de dar una relevancia internacional al galardón.

"Este año por fin" esta dinámica ha cambiado. "Es una pequeña transfusión de sangre para un país que está en la UVI, como es España", ha opinado. No obstante, tras aclara que Muñoz Molina es el más conocido de los escritores españoles en el extranjero, también ha puntualizado que el poeta valenciano Paco Brines (figuraba entre los candidatos), "menos conocido en el exterior, también hubiera sido un excelente premio príncipe de Asturias".