El juez Ruz rebaja a 200.000 euros la fianza de Correa para salir de la cárcel

En caso de que consiguiera depositarla tendría prohibido salir de España
El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha vuelto a rebajar de 600.000 a 200.000 euros la fianza que el presunto líder de la trama 'Gürtel', Francisco Correa, deberá abonar para salir de la cárcel de Soto del Real (Madrid), donde se encuentra por orden del juez Baltasar Garzón desde el pasado 15 de febrero de 2009.

En un auto dictado este viernes, que reproduce los argumentos del que escribió el pasado 30 de marzo para rebajar la fianza de un millón a 600.000 euros, el magistrado justifica la medida indicando que existe una "indefinición temporal" sobre el momento en el que podrá celebrarse el juicio oral debido a la "evidente complejidad" de la causa y la posible incoación de piezas separadas que pudieran "prolongar la actual fase de instrucción durante algunos meses".

En el caso de que la defensa de Correa consiga depositar los 200.000 euros de fianza, el juez le impone como medidas cautelares la prohibición de salir del territorio nacional, la retirada del pasaporte y la obligación de comparecer todos los días en un juzgado (lunes y festivos en la Audiencia Nacional) y "siempre que sea llamado".

"Imposibilidad" de abonar 600.000 euros
El juez Ruz considera que el hecho de que Correa no haya podido abonar la fianza de 600.000 euros que él mismo le impuso en marzo pasado demuestra "la imposibilidad real y cierta del inculpado (o su entorno más cercano) para hacer frente a la misma, evitando así que el mantenimiento de su exigencia se convierta en efectiva imposibilidad de lograr la libertad deseada".

"No puede crearse un obstáculo o valladar infranqueable para quien, privado provisionalmente de libertad, se le reconoce la posibilidad de obtener su libertad personal mediante una medida como es la fianza, que trata de conciliar el efectivo control judicial (...) y la protección y salvaguarda del derecho fundamental a la libertad personal", sostiene el auto.

Ruz, que recuerda que Correa se encuentra desde hace tres años en prisión provisional y que ésta no podrá extenderse legalmente más del 6 de febrero de 2013, también señala que el importe de esta nueva fianza "sigue siendo de suficiente entidad e importancia como para conjurar el riesgo de sustracción a la acción de la justicia por parte del imputado".

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha adoptado esta decisión después de que el abogado de Correa, José Antonio Choclán, volviera a reclamar la puesta en libertad de su cliente o bien que subsidiariamente se le fijara una fianza de 50.000 euros. La Fiscalía aseguró no oponerse a una reducción de la fianza a 350.000 euros.