El juez decidirá nuevas actuaciones tras estudiar el atestado de la bebé muerta en Carboneras (Almería)

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Vera (Almería) ha recibido este lunes la documentación relativa a la investigación policial desarrollada a raíz de la muerte de una bebé de 13 meses en Carboneras (Almería) en la tarde del pasado jueves por la que fue detenido y puesto en libertad con cargos el tío de la víctima, un joven de 24 años de nacionalidad rumana sobre el que el juez habrá que concretar la imputación que pesa sobre él o retirar los cargos, entre otras actuaciones, una vez estudie el caso.
ALMERÍA, 4 (EUROPA PRESS)



Fuentes de la investigación han indicado a Europa Press que las diligencias obran ya en poder del juez, quien durante la presente semana determinará las declaraciones y actuaciones complementarias a la investigación para tratar de esclarecer las causas que llevaron a la muerte de la pequeña, que fue atendida en el centro de salud de la localidad antes de fallecer en la tarde que era cuidada por su tío.

En este sentido, los primeros datos que recoge el informe preliminar de la autopsia realizada al cadáver apuntan que la pequeña murió a consecuencia de unos posibles malos tratos, ya que presenta numerosas contusiones y hematomas en su cuerpo. En esta línea, y pese a las primeras sospechas de los facultativos, el informe descarta que la bebé sufriera agresiones de otra índole.

Fue precisamente tras la emisión de este informe cuando el tío de la pequeña quedó en libertad con cargos tras su arresto, si bien no han trascendido qué delitos o delito se le imputan a la espera de que sea llamado a declarar por el Juzgado de Instrucción número 1 de Vera, que mantiene el secreto de las actuaciones.

El arresto del hermano de la madre de la niña, encargado de cuidar de la menor y otra hermana de tres años, se produjo después de que los facultativos que la atendieron en el centro de salud carbonero activasen el protocolo ante indicios de que podría haber sufrido malos tratos.

Los vecinos del municipio almeriense de Carboneras llenaron este sábado el cementerio de la localidad para arropar a la familia de la bebé tras una ceremonia religiosa celebrada "en un ambiente de mucho dolor" en la Iglesia de San Antonio de Padua de la localidad, según explicó el alcalde de Carboneras, Salvador Hernández.

Los allegados de la menor fallecida residen en la barriada del Argamasón del municipio carbonero, de donde es natural el padre, quien es muy conocido entre sus vecinos ya que regenta junto a otro hermano y su mujer un bar-restaurante en la localidad.