El juez considera que Matas “se burla de los simples mortales”

Valoración. En un duro auto, Castro critica las justificaciones ofrecidas por el ex presidente en sus más de quince horas de interrogatorio. Crítica. El Gobierno señala que hay que desterrar los actos de este tipo
Agencias

El juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, considera en el auto que dictó ayer para decretar prisión bajo fianza de tres millones de euros contra el ex presidente del Govern, Jaume Matas, que durante la declaración que el imputado efectuó durante más de quince horas dentro de este procedimiento “queda claro que ha venido a burlarse de los simples mortales”, a tenor de las justificaciones que ofreció de los hechos que se le atribuyen.

En la resolución del magistrado, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma recriminó los argumentos empleados por el ex ministro para defenderse de las acusaciones que pesan sobre él en relación con el sobrecoste en la construcción del velódromo palmesano y con su presunto enriquecimiento ilícito, y en este sentido llega a preguntarse en el escrito “cómo es posible que una declaración con un escueto contenido durara más de 16 horas”.
“La respuesta es clara”, afirma de forma contundente el magistrado en la exposición de sus fundamentos jurídicos, lamentando que “se invirtió más en formular las preguntas que en el desarrollo de las respuestas, que en su generalidad brillaron por su ausencia”.

Además, la fianza de tres millones de euros que el juez del caso Palma Arena fijó ayer para que Jaume Matas pueda eludir la prisión provisional iguala la más alta impuesta en la última década en casos de corrupción vinculados con la política. Se trata de la que fue fijada el 23 de abril de 2008 para el ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella (Málaga) Juan Antonio Roca, vinculado al Grupo Independiente Liberal (GIL) de Jesús Gil.

En esa fecha el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz decretó la prisión de Roca eludible bajo una fianza de tres millones de euros en relación con el “caso Saqueo”, relativo a corrupción en el ayuntamiento marbellí, y por el que Roca fue condenado en 2009 a seis años y diez meses de prisión.

Dos imputados más
Por otro lado, el presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, ha presentado hoy la nueva dirección del partido, la cual ha calificado de integradora y de renovación, si bien en ella figuran cinco ex consellers de la pasada legislatura gobernada por Jaume Matas, dos de ellos imputados en casos de presunta corrupción.