El juez autoriza tomar medidas de las ruedas de los vagones

También se baraja la posibilidad de que perros se trasladen al lugar para hacer una última inspección de los restos del tren.

El titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago, Luis Aláez, ha autorizado este martes mediciones de las ruedas de los vagones y se baraja la posibilidad de que perros se trasladen para hacer una última inspección de los restos del tren que descarriló el pasado 24 de julio en Santiago de Compostela, causando 79 muertos y más de un centenar de heridos.

  

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG), el juez ha autorizado a los técnicos de la Comisión de Investigación de Fomento a realizar mediciones de las ruedas de los vagones, acompañados por Policía Judicial. Por ello, los vagones no se moverán hasta que se completen las inspecciones oculares, ya que todavía está pendiente el acceso a pequeñas zonas cerradas por hierros que hay que cortar.

  

Las mismas fuentes han apuntado que cabe la posibilidad de que se trasladen perros para realizar una última inspección de los restos. También está previsto realizar un estudio de la máquina.

  

El juzgado también ha informado de que, por el momento, no ha sido citado para declarar ningún testigo.