El Joventut se cita con el Real Madrid

Herbalife Gran Canaria - FIATC Joventut

El Joventut se cita con el Madrid La 'Penya' termina con la andadura del anfitrión.

 

FICHA TÉCNICA.


HERBALIFE GRAN CANARIA: Bellas (3), Kuric (19), O'Leary (4), Báez (11) y Tavares (-) --cinco inicial--; Oliver (9), Salin (-), Urtasun (-), Newley (8), Kendall (9), Paulí (-) y Summers (4).

FIATC JOVENTUT: Llovet (7), Mallet (14), Ventura (-), Kirksay (2) y Savané (8) --cinco inicial--; Vidal (21), Miralles (4), Hannah (8), Suárez (8) y Abalde (2).

PARCIALES: 16-11, 12-23, 25-14 y 14-26.

ÁRBITROS: García González, Conde y Peruga. Sin eliminados.

PABELLÓN: Gran Canaria Arena.
 

El FIATC Joventut se ha impuesto (67-74) al Herbalife Gran Canaria en el último choque de cuartos de final de la Copa del Rey que se está disputando en Las Palmas, un duelo tremendamente igualado con el que se cierra el cuadro de semifinales, siendo la 'Penya' el rival del vigente campeón, el Real Madrid.

La intensa batalla entre canarios y catalanes se decantó del lado verdinegro gracias a un último parcial con más temple y mejor muñeca que un anfitrión que echó de menos a jugadores clave y que se despide de 'su' torneo. El Joventut, revelación de la temporada y con ocho Copas en su haber, contó con la experiencia y los puntos de Sergi Vidal como mejor baza para seguir en liza en el Gran Canaria Arena.

El conjunto de Salva Maldonado sí utilizó las tablas de jugadores como Vidal (21 puntos y otros 21 de valoración) o un Demond Mallet (14), único superviviente --tras regresar esta temporada al equipo cinco años después-- de la última Copa (2008) que ganó el conjunto de Badalona, para llevarse un encuentro lleno de imprecisiones y nervios. Así comenzó el partido, con malas series de tiro y sólo Kuric con la puntería afinada.

Al menos, los de Aíto García Reneses acertaron a gozar de segundas oportunidades gracias al rebote ofensivo, con lo que el anfitrión comenzó mandando (16-11). La 'Penya' despertó en el segundo parcial y arrancó su juego vertiginoso con un parcial de 5-16 que dejó tocado a los canarios. Sin embargo, tras el paso por los vestuarios el Herbalife Gran Canaria salió lanzado, de nuevo con Kuric enchufado, llegando igualados ambos equipos al último parcial.

Ahí, la efectividad y paciencia para decidir correctamente del Joventut apartó al anfitrión de su casa. Con Vidal eufórico y los locales encomendados a la visión de Oliver. La falta de acierto canario terminó saliendo a relucir, con Urtasun y Bellas con valoración negativa y Tavares en cero puntos a pesar de sus 10 rebotes. El Gran Canaria se quedó sin Copa a las primeras de cambio. La 'Penya', que llegaba con tres derrotas consecutivas, demostró que quiere un año como en los viejos tiempos.