El jefe de servicios de Brieva y una funcionaria, atacados por una presa

Imagen del brazo de la funcionaria agredida

Según informa este sindicato, una interna ha agredido a una funionaria y al jefe de servicios de esta prisión cuando intentaban que la presa no se autolesionara, causándola hematomas en un brazo a la primera, y dejando el brazo en cabestrillo al segundo.


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia una nueva agresión a una funcionaria de prisiones, ocurrida la mañana del día 16 de septiembre en la prisión de Brieva. 

 

Los hechos sucedieron cuando una interna, que se estaba autolesionando, lanzó patadas y puñetazos contra el personal penitenciario, que intentaba evitar esa autolesión. La interna ha causado varios hematomas en los brazos a una funcionaria, y al jefe de servicios le ha dejado el brazo en cabestrillo.


CSIF lamenta que estas agresiones ya se han convertido en “hechos habituales, motivados, entre otras cosas, por la percepción de impunidad que tienen las internas ante actos de esta índole, y que gracias a la profesionalidad de los trabajadores de Instituciones Penitenciarias se han podido resolver con las mínimas consecuencias físicas, dejando como capítulo aparte las secuelas psicológicas que estas actuaciones violentas pueden provocar en el trabajador”.


CSI-F solicita nuevamente y con urgencia, a la dirección del centro y a Instituciones Penitenciarias, la revisión de los protocolos de seguridad en Instituciones Penitenciarias, y “la inclusión de nuestro colectivo en el Protocolo de agresiones de la Administración General del Estado”. También se reclama un aumento de la plantilla, ya que la falta de funcionarios es una de las causas de este tipo de incidentes.

 

Noticias relacionadas