El jefe de bomberos presenta un protocolo de actuación para casos de emergencias

Inauguración Jornadas Gestión de Emergencias en el Patrimonio Cultural.

Las jornadas de gestión de emergencias en el patrimonio cultural han servido para presentar el caso práctico de la iglesia de San Miguel, de Valladolid, como ejemplo de actuación para otros edificios de Castilla y León.

Se trata de un "protocolo de actuación de emergencias de Castilla y León para altos riesgos en edificios monumentales", cuyo modelo se ha desarrollado en este templo vallisoletano, según ha explicado el director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz, al inaugurar el encuentro, en el que participan 300 especialistas.

 

El jefe del Cuerpo de Bomberos de Ávila, Alfredo Delgado, ha explicado detalles del caso práctico, como que el edificio tiene la caldera sin compartimentar y se encuentra junto a la sacristía, por lo que un siniestro podría afectar "al patrimonio que contiene el museo".

 

También ha puesto de relieve que el archivo se encuentra sobre la capilla del Cristo de la Buena Muerte, con piezas de Gregorio Fernández, por lo que "un incendio en este archivo afectaría a la bóveda y al retablo".

 

La jornada, que contará con un caso práctico de simulacro el viernes, tiene como objetivo "presentar la metodología para abordar de forma correcta los planes de autoprotección en los edificios de interés cultural así como los planes de salvaguarda de obras de arte que albergan".

 

Organizada por la Fundación Fuego y la Junta, participan profesionales de los distintos ámbitos del patrimonio cultural, tanto de las Administraciones Públicas como del sector privado, profesionales de instituciones que custodian bienes culturales, estudiantes de las diferentes disciplinas implicadas, servicios de  emergencia o personas vinculadas a la conservación.