El IPC recorta un punto su tasa interanual en abril, hasta el 1,4%, por la bajada de luz y gasolina

Gente, Compras, Consumidores

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió en abril un 0,4% respecto a marzo, pero recortó un punto su tasa interanual, hasta el 1,4%, gracias al abaratamiento de los carburantes y de la luz, según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa interanual del 1,4% alcanzada en el cuarto mes del año es la más baja desde marzo de 2010, cuando la inflación se situó también en el 1,4%, y coincide, lo mismo que el dato mensual, con la avanzada por el organismo estadístico a finales de abril. Desde el arranque del presente ejercicio, la inflación interanual se ha reducido 1,3 puntos, desde el 2,7% al 1,4%.

Según ha explicado el INE, los grupos con mayor influencia en la variación de la tasa interanual fueron la vivienda, cuya variación cayó casi cuatro puntos, hasta el 0,5%, debido a la bajada de los precios de la electricidad, y el transporte, que presentó una tasa del -0,7%, más de un punto inferior a la de marzo, por la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes.

Por su parte, el ocio y cultura recortó casi dos puntos su tasa interanual, hasta el 0,4%, como consecuencia del descenso de los precios del viaje organizado y, en menor medida, de los servicios reacreativos y deportivos.

Las bebidas alcohólicas y tabaco disminuyeron su variación anula casi tres puntos, hasta el 5,2%, debido a la estabilidad de los precios del tabaco.

LA TEMPORADA PRIMAVERA-VERANO ELEVA EL IPC MENSUAL

Por su parte, el repunte mensual de abril, el tercero consecutivo al alza, se ha debido, sobre todo, al encarecimiento del vestido y el calzado por la temporada primavera-verano, y también a la subida de precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Concretamente, el grupo de vestido y calzado registró una tasa mensual del 10,1%, mientras que el de alimentos y bebidas no alcohólicas subió un 0,3%.

En contraste, en abril se experimentaron descensos mensuales de precios en la vivienda (-1,5%) por el abaratamiento de la electricidad, y en transporte (-0,8%) por las bajadas de los precios de los carburantes y lubricantes. Los precios de las comunicaciones, por su parte, cayeron un 2,5%, por la disminución de los servicios telefónicos.

LA SUBYACENTE CAE CUATRO DECIMAS, HASTA 1,9%

Por su lado, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en abril en el 1,5%, más de un punto inferior respecto a marzo, mientras la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, descendió cuatro décimas, hasta el 1,9%, con lo que se sitúa por encima de la tasa del índice general por primera vez desde octubre de 2009.

Asimismo, el IPC a Impuestos Constantes (IPC-IC) se situó en abril en -0,6%, dos puntos por debajo de la del IPC, mientras que la tasa de variación mensual aumentó un 0,4%.

Por rúbricas, los descensos mensuales más pronunciados de precios correspondieron a las comunicaciones (-2,5%) y al espacirmiento (-1%), mientras que en el lado de los ascensos destacaron las prendas de vestir de niño y bebé (+20,9%) y las de mujer (+12,2%).

En términos interanuales, los productos que más incrementaron sus precios fueron los medicamentes y el material terapéutico (+26,3%) y la educación universitaria (+22,3%). Por el contrario, los descensos anuales más significativos se registraron en los precios de las comunicaciones (-4%), la carne de ovino (-3,9%) y los objetos recreativos (-3,3%).

Por comunidades autónomas, la tasa interanual del IPC disminuyó en todas ellas, destacando Castilla y León (1,2%) y Cataluña (1,8%), con un descenso de 1,2 puntos.

Los menores descensos se registraron en Baleares, Canarias, Extremadura, País Vasco y La Rioja, cuyas tasas se situaron nueve décimas por debajo de las registradas en marzo.