El inicio de la primavera se viste de invierno

El inicio de la primavera astronómica se va a vestir de invierno con tiempo inestable y descenso de las temperaturas, pues a partir de la madrugada del sábado, un frente frío de procedencia atlántica entrará por Galicia y atravesará rápidamente la península.

Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), este nuevo frente traerá consigo precipitaciones moderadas principalmente en el extremo norte peninsular y en zonas de montaña del centro. Además, continuarán las precipitaciones en el extremo norte durante el resto del fin de semana, pudiendo ser localmente fuertes en el norte de Cataluña y la cota de nieve podría descender ocasionalmente hasta los 600 metros en el Cantábrico y área pirenaica.

Asimismo, como consecuencia del paso de este frente se registrará un descenso térmico acusado en casi toda la península, descendiendo las temperaturas máximas entre 5 y 9 grados.

Ya a partir del lunes la AEMET considera probable que continúen alternándose periodos de tiempo más estable con otros de inestabilidad y sucesivos pasos de frentes. Estos cambios relativamente bruscos en las condiciones atmosféricas son habituales en la transición de estación, de invierno a primavera, en que nos encontramos.

Tras el periodo de temperaturas relativamente altas que hemos disfrutado los días pasados, se ha producido un enfriamiento en las capas medias y altas de la atmósfera con la consiguiente inestabilización del aire.

PREDICCIÓN DE LOS PRÓXIMOS TRES MESES

Por otro lado, se prevé que las temperaturas sean superiores a las habituales en los meses de abril, mayo y junio en el este peninsular y Baleares, mientras que en el resto de España no se aprecian diferencias significativas en cuanto a la climatología. Asimismo, la AEMET no prevé anomalías significativas en relación con las precipitaciones el próximo trimestre en España.

En relación con las características climáticas registradas en la primera quincena de marzo, las temperaturas registradas en conjunto han sido superiores a los valores normales, con una anomalía térmica media ligeramente superior a 1 grado. En algunas zonas las temperaturas han sido mayores, alcanzando el valor de 2 grados en zonas del interior de Galicia y del noroeste de Castilla y León.

Por último, esta primera mitad de marzo ha sido seca en general, con una precipitación media de 19 litros por metro cuadrado, frente a un valor medio para este período de 27. Se han superado los valores medios en las regiones cantábricas, Navarra, La Rioja, el norte de Aragón, noroeste de Cataluña, algunas zonas del Sistema Central e Ibérico, y en la franja que va del norte de Castilla-La Mancha al nordeste de Andalucía.