El informe de posicionamiento del móvil de Raquel Gago "no acredita" que hiciera seguimientos a Carrasco, según su abogado

El informe de posicionamiento del móvil de Raquel Gago, imputada por el crimen de Isabel Carrasco, "no acredita" que la agente de Policía Local realizara seguimientos a la política leonesa durante la Semana Santa de 2014, días antes de que fuera abatida a tiros, porque "es impreciso".

Así lo ha explicado este viernes el letrado de la defensa, Fermín Guerrero, que ha asegurado que el informe "se limita a reproducir situaciones objetivas de conexiones o llamadas" y a situar los móviles de Raquel Gago y Carrasco "en momentos concretos bajo el amparo de una determinada antena".

Guerrero ha manifestado que de este documento "no se puede concluir que haya habido ningún tipo de seguimiento, ni muchísimo menos" por parte de Raquel.

En este sentido, ha agregado que el informe policial se ha realizado sin tener en cuenta la jornada de trabajo de Raquel como Policía Local. "Durante determinados días se da a entender un supuesto seguimiento cuando Raquel estaba realizando su trabajo de policía local en las procesiones de Semana Santa, algo que es absolutamente imposible", ha insistido el abogado, que ha asegurado que "no se puede estar realizando seguimientos cuando se está custodiando el tráfico, máxime acompañado de un compañero".

Este viernes, los dos policías nacionales encargados de realizar el informe de los posicionamientos de los móviles han prestado declaración ante la jueza Sonia González para explicar su contenido. Ha sido una declaración "excesivamente formalista y técnica" en la que los agentes se han limitado a "reproducir el informe", según ha informado la defensa de Raquel Gago.

Esta prueba "no ha aportado nada contra Raquel", en opinión de Guerrero, que se ha mostrado convenido de la inocencia de su representada. "Desde un primer momento y según van pasando las diligencias se constata que Raquel no tiene participación, ni siquiera secundaria", ha aseverado.

MÁS DECLARACIONES

El próximo lunes está prevista la toma de declaración por parte de la jueza instructora a otros diez policías locales, todos ellos compañeros de Raquel.

Esta nueva diligencia, que se realiza a petición de la defensa, pretende reforzar la tesis de que la imputada tenía "bloqueos" para justificar que tardara 30 horas en entregar el arma homicida y descartar los supuestos seguimientos realizados a Isabel Carrasco.

Por el momento, los cuatro policías locales que ya han pasado por los Juzgados de Sáez de Miera han corroborado esta tesis de la defensa, descartando los posibles seguimientos en horario laboral y confirmando que Raquel Gago "nunca tomaba la iniciativa" y "en situaciones tensas se acobardaba".