El incendio de Sabadell se originó en una pared del comedor

Testigos explican que la madre de la familia salió y volvió a entrar y que el padre quedó fuera
Testigos explican que la madre de la familia salió y volvió a entrar y que el padre quedó fuera

SABADELL (BARCELONA), 1 (EUROPA PRESS)

El incendio de una planta baja de Sabadell en que han muerto tres mujeres se originó en una pared del comedor del piso, aunque se ignora la causa, ha explicado in situ el jefe de guardia de Bomberos de la Generalitat, Moisès Galan, que no descarta ninguna hipótesis.

"Existe la posibilidad de que haya podido ser algún televisor o electrodoméstico o algún material que pueda haber allí, pero no podemos concretar exactamente nada" sobre la causa, que investigan junto a los Mossos d'Esquadra, ha explicado ante el número 23 de la calle Forcanada.

Según el humo que encontraron al llegar, hacía tiempo que había fuego en el piso, adonde acudieron al recibir el aviso a las 5.45 horas, y Galan ha dicho que ya era evidente que el humo invadía toda la vivienda y hacía imposible respirar a los ocupantes.

El alcalde, Manuel Bustos, ha destacado, también in situ, la "intervención inmediata" de las 14 dotaciones de Bomberos una vez avisados del fuego, que era entonces muy virulento y muy intenso, ha dicho.

EL HUMO HACÍA IMPOSIBLE RESPIRAR

Los Bomberos han rescatado a cuatro personas inconscientes, de las que tres no han podido ser reanimadas y han muerto, mientras que la cuarta --el menor-- ha sido hospitalizada en estado crítico.

Al menos dos de las víctimas mortales han sido halladas en el patio posterior de la casa --sin techo--, al que pudieron llegar porque les resultaba imposible salir por la entrada, cubierta por las llamas.

Según han explicado testigos ante el edificio, las víctimas son una madre de unos 58 años y dos hijas de unos 33 y 37, respectivamente --una de ellas, con problemas de movilidad--, mientras que el menor de 14 años herido es hijo de una de ellas.

Un testigo ha asegurado que la madre salió de la vivienda en un primer momento pero volvió al piso; otro ha destacado que el niño gritaba 'Papá, fuego' al padre, que estaba fuera y ya no podía entrar, y que este --intoxicado leve por el humo-- pidió auxilio.