El Ilustre Patronato de la Santa Vera Cruz de Ávila restaura la Santa Cruz por su 475 aniversario

Nuria Fuentes, Jesús Jiménez con en el emblema y Fernando Gutiérrez, junto a la Santa Cruz. / Foto: Antonio S. Sánchez

El Ilustre Patronato de la Santa Vera Cruz de Ávila ha presentado públicamente en la ermita del Humilladero de la capital abulense los trabajos de restauración que se han llevado a cabo en la Santa Cruz, imagen titular y fundacional de la cofradía, con motivo del 475 aniversario de su fundación canónica, efeméride para la cual han realizado también un emblema conmemorativo.

Según ha explicado Jesús Jiménez, presidente del Patronato, “esta restauración se ha podido llevar a cabo gracias a las donaciones de los Hermanos, y de forma especial por una donación de la Congregación de las Hermanas Carmelitas Descalzas de la Encarnación, que han aportado una reliquia de la celda de Santa Teresa de Jesús a propósito de la restauración, que se ha instalado en la parte longitudinal de la pieza”.

 

La restauración, según ha explicado Nuria Fuentes, una de las encargadas del proyecto, “comenzó en septiembre de 2014 con una primera fase de desinsectación por algún ataque puntual de insectos xilófagos, que eran casi nulos, pero que siempre se hacen de forma preventiva. Esto supuso cinco semanas en una atmósfera estanca para acabar con ellos, para después llevar a cabo las labores de limpieza, eliminar repintes, levantar y limpiar los seis relicarios, y dejarlo finalmente en condiciones de poder procesionar”.

 

Fuentes destacó que la cruz adolecía de dos cosas, “el envejecimiento de los materiales, es decir la madera, las capas doradas y la policromía; y por otro lado la propia historia de la cruz desde el siglo XVI, en la que ha sido intervenida en numerosas ocasiones, intervenciones que en algunos casos hemos tenido que eliminar porque estaban mal o la dañaban, y que en otros hemos conservado porque se habían integrado bien a la pieza”. La última vez que se intervino, ha señalado, fue en 1995, intervención que “hemos conservado”.

 

En cuanto al emblema, Fernando Gutiérrez, miembro del Patronato, ha señalado que “está inspirado en el primer escudo original de la cofradía de principios del siglo XVII, y incluye alusiones a los Padres Franciscanos y a la Santa Cruz. Recoge, por tanto, sus orígenes, su presente y un reconocimiento a todos los Hermanos que han formado parte del Patronato a lo largo de la historia”.