El IES Juana de Pimentel pide a Educación que reconsidere su propuesta de Bachilleratos en Arenas

La Asociación de Madres y Padres del IES Juana de Pimentel de Arenas de San Pedro ha expresado su malestar y preocupación por la propuesta de reorganización de los Institutos de Bachillerato de Arenas realizada por la Inspección de la Dirección Provincial de Educación, a quien ha escrito solicitando un replanteamiento.

Desde el AMPA del IES Juana de Pimentel aseguran que el nuevo reparto de Bachilleratos realizado desde la Dirección Provincial supondrá graves consecuencias con efectos tanto educativos como socio laborales, por lo que solicitan en esta carta que reconsidere su propuesta:

 

Estimado D. Santiago Rodríguez Sánchez:

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos del IES Juana de Pimentel, tras su reunión en una muy concurrida Asamblea el miércoles 28 de mayo de 2014, quiere trasladar su enorme preocupación en relación con las propuestas avanzadas por la Inspección de la Dirección Provincial en relación a la situación de los Institutos de Bachillerato de Arenas de San Pedro.

 

En primer lugar, queremos expresarle las razones  por las cuales no podemos estar de acuerdo con el “reparto de bachilleratos” recientemente propuesto por la Inspección Educativa Provincial para el próximo curso 2014-15:

 

  • - Primero, porque se basa en un reparto no equitativo entre los dos I.E.S. existentes (el IES Valle del Tiétar daría cuatro modalidades de Bachillerato y el IES Juana de Pimentel, sólo dos), cuando el número de alumnos y alumnas es similar en ambos centros.
  • - Segundo, porque es un reparto basado en una encuesta de datos de matrícula preliminares realizada en el mes de abril, y resulta obvio que dicha elección puede variar de manera impredecible ahora en junio.
  • - Tercero, porque en ningún caso se pueden cerrar las opciones de matrícula en el mes de junio cuando hay exámenes en septiembre y habrá nuevos alumnos que se matricularán en ese mes. En cualquier caso, el terreno estaría abonado para el desconcierto de padres y estudiantes.
  • - Cuarto, porque la Inspección no nos ha proporcionado ninguna razón pedagógica para este reparto, siendo evidente que éste sólo se basa en cuestiones económicas de recortes de gasto.
  • - Por último, porque nos parece inaceptable y extremadamente peligroso introducir elementos de perversa competitividad en el ámbito educativo local, fomentando absurdas divisiones y potenciales conflictos entre Institutos de Secundaria Públicos.

 

En segundo lugar, quisiéramos añadir a la reflexión información sobre los probables efectos negativos educativos y socio-laborales que la propuesta de futura fusión formulada por la Inspección Educativa acarrearía de ser llevada a cabo:

 

Efectos Educativos:

  • Aumentos de ratios de estudiantes por grupo y de estudiantes por profesor; que como se ve por los datos siguientes, tampoco están en este momento tan alejados de la media de los mismos en Castilla y León.
  • - Actualmente es de 20 en ESO (frente a 22 de CyL).
  • - En bachillerato 21 (curso pasado) y 22 (presente curso) frente al 22 de CyL.
  • - Ratio profesor / estudiante en torno al 6.6 frente al 8.5 de CyL.
  • Las ratios algo más bajas compensan de alguna forma las deficiencias en recursos culturales y educativos existentes en el medio rural; un medio que, por cierto, en nuestra Comunidad sigue despoblándose.
  • Los centros más pequeños facilitan la personalización y la individualización de la educación, factores claves de la calidad educativa. 
  • La atención a la diversidad se vería especialmente afectada al pasar de dos departamentos de orientación a sólo uno, para atender al alumnado con necesidades de apoyo educativo de los dos institutos.
  • Para la optatividad del bachillerato es importante tener en cuenta las ponderaciones que hacen las universidades sobre las materias de modalidad de los distintos bachilleratos. No todas las combinaciones posibles en la optatividad son aconsejables para cursar los estudios que el alumno quiere hacer en la universidad. Este es un criterio externo a nosotros.
  • No aumentaría  en general la “optatividad” en bachillerato al unir los Centros, lo que aumentaría es el número de estudiantes por clase en esas optativas.

 

Efectos Socio-Laborales

  • Se limitaría la libertad de elección de los padres de la educación de sus hijos. En vez de dos centros públicos con dos proyectos educativos con matices y singularidades diferentes, sólo podrían  tener una opción dentro de la enseñanza pública.
  • Desaparecerían  entre 15 y 20  profesores de enseñanza secundaria (de la enseñanza pública) con el consiguiente perjuicio socio-económico y cultural en una zona ya de por sí muy castigada por los efectos de la crisis.
  • Empeorarían las condiciones educativas (por los argumentos ya señalados), lo que redundaría en una aún mayor desmotivación del profesorado y la consiguiente merma en la calidad educativa.
  • No sería admisible que, si se plantea como problema un supuesto  exceso de  oferta de plazas en los dos I.E.S.s de Arenas de San Pedro, se siguiera manteniendo el concierto con el colegio privado Divina Pastora, considerando su financiación con dinero público una variable independiente. Máxime cuando, según la información de la que disponemos, la única fusión conseguida con cierto éxito en nuestra Comunidad Autónoma ha sido la de Guardo, y ésta fue posible sólo porque se quitó el concierto con un centro educativo privado.

 

Además de manifestar nuestra gran preocupación, el AMPA del IES Juana de Pimentel quiere solicitar a esta Dirección Provincial que reconsidere su propuesta actual que no se sustenta en criterios pedagógicos y que tan negativamente afectaría a nuestra comunidad educativa, razonablemente satisfecha con lo que tiene, puesto que el único cambio que se le propone es a peor, ya que reduce y limita derechos, y nos quita profesores. Todo ello  únicamente puede originar que la calidad de la enseñanza de nuestras  hijas e hijos se menoscabe.

 

Creemos que es absolutamente erróneo pretender ahorrar migajas en el terreno equivocado, cuando múltiples estudios e informes sostienen más bien la necesidad de mayores inversiones en educación e investigación, y con mayor razón en fases de aguda crisis.

 

En definitiva, los padres y madres queremos mantener una escuela pública de calidad con la mayor opción de itinerarios posible, con docentes capacitados y estables, y que garantice el buen clima de la comunidad educativa. Ya en el presente curso hemos asistido con honda preocupación a como ha empezado a aplicarse una nueva y cicatera política de recortes que no garantiza la inmediata sustitución de docentes en caso de baja.

 

A la Dirección Provincial de Educación, demandamos simplemente que centre sus esfuerzos “en mejorar el funcionamiento de los centros, los procesos de reforma educativa y de renovación pedagógica, formación y perfeccionamiento del profesorado”. Es decir,  que intente centrar su actuación en la mejora de la calidad de la Educación Pública y en aumentar y potenciar las opciones educativas de nuestras  hijas e hijos.

 

Una escuela adecuadamente financiada, abierta al entorno y centrada en la formación de personas críticas, activas y comprometidas con su medio, en el marco de unos valores humanos irrenunciables para una sociedad plural y democrática, no es un lujo insostenible, es un derecho. Y, por ende, estamos dispuestos a movilizarnos para defenderlo.

 

Quedamos a su disposición para conversar cuanto sea necesario y, así, lograr mantener y mejorar la situación de la educación secundaria en Arenas de San Pedro y la comarca del Tiétar.

 

Atentamente,

 

Teresa Flores Vázquez

Presidenta