El icono de la Virgen de Czestochowa visita la diócesis de Ávila

La Virgen de Czestochow

Este icono bizantino con la Virgen con el Niño, reconocido en todos los países, está recorriendo el mundo, de mar a mar, desde el Océano Pacífico hasta el Océano Atlántico, en una Gran Oración por la Vida

El Obispado transmite que Ávila está llamada a rezar por la vida. Y podrá hacerlo a través de una bella iniciativa llamada “From ocean to ocean” (“de océano a océano”), que llega esta misma semana a nuestra ciudad.

 

Se trata de la visita del icono peregrino de la Virgen de Czestochowa. Este icono bizantino con la Virgen con el Niño, reconocido en todos los países, está recorriendo el mundo, de mar a mar, desde el Océano Pacífico hasta el Océano Atlántico, en una Gran Oración por la Vida.

 

El icono, réplica del que se venera en el santuario polaco de Jasna Gora, partió desde Vladivostok (Rusia fue el primer país que legalizó el aborto en 1920), y está atravesando toda Europa, con la intención de terminar su peregrinaje en Fátima, en el Atlántico, el próximo 2 de marzo. En total, habrá realizado un viaje de más de 30.000 kilómetros, y habrá visitado unos 24 países. Y lo hace tras un llamamiento realizado en su día por el Beato Juan Pablo II (que tenía una gran devoción a esta Virgen), quien alertó sobre la necesidad de rezar por la vida, tan amenazada, en todos los lugares del mundo. Asimismo, vio necesario que se realizara una oración internacional para la defensa del derecho a La Vida, y con ello poder vencer al aborto. A raíz de ese llamamiento, se creó esta iniciativa ecuménica católico - ortodoxa, para ofrecer a la Virgen la causa de la vida y la defensa de la familia.

 

El Secretariado de Familia y Vida de la diócesis de Ávila, en colaboración con el CITES, Flores Don Zoilo y la Asociación Sociocultural “Casa Copérnico”, ha organizado su visita para este próximo miércoles, 27 de febrero. Quien lo desee tendrá la oportunidad de recibir la imagen de la Virgen de Czestochowa y de orar con ella por la vida. Será en la Universidad de la Mística (C/ Arroyo Vacas, 3),  de 12:30 a 14 horas. Finalizado este tiempo, el icono viajará hasta la capital salmantina para seguir su periplo por nuestro país.

 

CÓMO ES EL ICONO

 

Es una imagen muy antigua de la Madre de Dios con su Niño, muy venerada en Polonia. Ha sufrido varios ataques a lo largo de la historia, que han dejado visibles heridas en su rostro y su cuello. De hecho el icono original está destrozado, y sobre sus restos se ha colocado el que se venera actualmente en Jasna Gora. Su rostro está ennegrecido, debido a las velas que se han encendido en torno a él, pidiendo su intercesión. De ahí el sobrenombre por el que se le conoce popularmente: “La Virgen negra”. Era una imagen muy querida por Juan Pablo II, que tenía una réplica delante de la que pasaba horas y horas rezando. Ante la Virgen de Czestochowa, Juan Pablo II se consagraba a María Inmaculada, con su “TOTUS TUUS ego sum” (soy todo tuyo).

 

Venerado igualmente por católicos y ortodoxos, este Icono representa además la unión querida por Dios para todos los cristianos en su única Iglesia, respirando con ambos pulmones (el oriental y el occidental).