El ibérico no rompe 'el muro de la resistencia'

La mesa de ibérico repitió de nuevo los cochinos de pienso (Foto: Chema Díez)

La mesa repitió una semana más los cochinos de pienso para desesperación de los industriales; los ganaderos les recriminan que no quieran reconocer la realidad.

"No podemos hacer de la Lonja de Salamanca el muro de la resistencia; si hay que bajar se baja y si luego se tiene que subir, pues también se hace". Así se pronunció el industrial Gregorio Sánchez en su turno de palabra en una mesa de ibérico que no distó mucho de la de semanas pasadas. Más bien fue más de lo mismo.

 

Por tanto, ese 'muro de la resistencia' ha seguido sin derrumbarse porque el presidente de la mesa optó por una nueva repetición de los precios que desesperó de nuevo a los industriales; por su parte, los ganaderos recriminaron a los compradores su actitud al no reconocer que el mercado seguía igual de estable pese a la bellota.

 

Y es que, desde siempre, las matanzas de bellota influyen de una manera negativa en los cochinos de pienso, que reducen su volumen, pero esta campaña no. Al menos eso es lo que indican los ganaderos que ven el sector estable con una clara repetición.

 

En la ronda de cotizaciones, los productores solicitaron subidad de entre 0,01 y 0,02 euros, adelantándose a lo que pudieran pedir los industriales que demandaron una bajada de 0,01 euros, para una repetición final. Esta decisión se trasladó también a la bellota, los lechones y los tostones que no variaron su precio.

 

Por último, en el blanco continúan las bajadas con 0,01 euros menos para los cerdos selecto, graso y normal y 0,02 menos para las cerdas con una repetición de los lechones y una bajada de un euro para los tostones.