El ibérico de Salamanca se enreda en cifras de sacrificios

(Foto: Cynthia Duarte)

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca debatió sobre el volumen de sacrificios de animales sin llegar a ninguna conclusión porque ven el mercado de manera diferente. Nada nuevo...

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca se enredó entre cifras… de sacrificios por semana y día que los industriales pusieron encima de la mesa y que ofrece la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) y que fueron expuestos por los industriales en una mesa ‘movida’.

 

Así, Fernando Santos aseguró que en la última semana se habían sacrificado 56.339 cerdos, para una media de 11.200 cada día. “Este hecho es brutal e indica lo que ya está pasando y va a pasar, que no es otra cosa que una tendencia a la baja del precio del cebo”.

 

Esta opinión fue compartida por todos los miembros del sector industrial que ya anunciaron un cambio de tendencia con una petición de 0,01 euros de bajada para el cebo y el cebo de campo.

 

Una visión contraria tiene los ganaderos, que respondieron del siguiente modo: “Si matáis tantos cerdos es porque los necesitáis y podéis pagarlos, y por el momento no sobran cochinos y la tendencia está bien clara; una repetición”.

 

Bajo estas premisas, los ganaderos pidieron entre repetición y subida de 0,01 para paliar la demanda de bajada de los industriales, para una repetición final del cebo y el cebo de campo. Los lechones, por su parte, más movidos, aumentaron su valor en 0,05 euros.

 

En lo que se refiere al blanco, descenso del precio de 0,02 euros para los cerdos selectos, grado y normal, con una repetición para las cerdas, lechones y tostones.

 

EL CEREAL, AL ALZA

 

Por su parte, la mesa de cereales cotizó al alza un euro el trigo, la cebada, la avena y el centeno y una repetición para el maíz, los garbanzos, las lentejas y la paja. El girasol, sin cotizar.

 

EL MERCADO SIGUE A LOS SUYO

 

(Foto: Cynthia Duarte)

 

Por otro lado, el Mercado de Ganado ha contado con la presencia de 2.179 cabezas de buena calidad y con un mercado más optimista de lo habitual pese al cambio de día, que suele influir siempre de un modo negativo.

 

Ése fue el argumento que usaron algunos tratantes en la mesa, además de indicar la tendencia a la baja de los animales, mientras que los ganaderos señalaron que las ventas en el campo no habían caído y el mercado arrastra una tendencia positiva.

 

Los compradores pidieron entre 0,03 y 0,06 euros para machos de primera categoría y todas las hembras mientras que los ganaderos demandaron subida de 0,03 euros para machos y hembras de primera, para una decisión final de repetición.

 

En el vacuno de carne, estabilidad en los precios con acuerdo entre las partes.

 

EL OVINO CAE

 

Por último, la mesa de ovino cotizó a la baja el valor de los lechazos (-0,15 euros) por el descenso del consumo y las ventas, mientras que los corderos disminuyeron su valor entre 0,05 y 0,10 euros en función de la categoría.