El ibérico de Salamanca, acalorado...

La mesa de porcino estrenó presidente en solitario, Julián Barrera (Foto: Chema Díez)

Nueva polémica entre ganaderos e industriales en la fijación del precio de los cochinos de cebo y cebo de campo, que volvieron a cotizar a la baja... otra semana más.

La ola de calor que asola Salamanca no hace otra cosa que 'calentar' aún más los ánimos entre ganaderos e industriales de mesa de ibérico de la Lonja Provincial. Es más, este hecho ha vuelto a quedar reflejado en una nueva polémica entre ambas partes del sector a la hora de fijar el precio de los cochinos, de nuevo a la baja.

 

Así, los ganaderos comenzaron su intervención destacando que la situación del sector se había animado con una mayor pregunta de cochinos que en semanas anteriores y que se 'colocaban' sin ningún tipo de problema al precio que marca la Lonja de Salamanca o incluso de Extremadura, muy por encima del valor de la salmantina.

 

Por su parte, los industriales atacaban indicando una visión completamente opuesta y que la mayoría de las operaciones se realizaban por debajo de lo que marca la Lonja de Salamanca, "entre 20 y 21 euros por animal, y bajando. Sobran cochinos, hombre", argumentaban.

 

En la ronda de cotizaciones, los ganaderos pidieron una repetición de precios, salvo José Luis González que apeló a al compensación con 0,05 euros de subida ante lo que preveía por parte de los industriales, y que luego recriminó a sus compañeros de mesas no haber hecho lo mismo. Así, la parte contrario demandó una bajada de 0,03 euros, para una decisión final de bajada de 0,01 euros para el cebo y el cebo de campo, 0,05 euros para los lechones y 0,02 euros para los marranos, en el estreno en solitario del nuevo diputado, Julián Barrera, en las mesas de la Lonja.

 

Por su parte, el porcino blanco se mantuvo estable con una repetición generalizada de todos los precios del sector.

 

CEREAL AL ALZA

 

Por otro lado, la mesa de cereales optó por una cotización alcista en mitad de la cosecha, con una subida de un euros para los trigos y la cebada y de cinco para el maíz, repitiendo la avena. El centeno comenzó su cotización a 170 euros y la paja lo hizo a 33 euros.

 

EL OVINO, ENFRENTADO

 

Por último, la mesa de ovino, enfrentada como siempre, vive dos realidades completamente opuestas en la que los compradores jamás reconocen una tendencia alcista y ya han apadrinado el: "No se vende nada, sobra casi todo". Y así, una semana detrás de otra...

 

Y ésta no iba a ser una excepción, ya que mientras que los ganaderos indicaron la buena tendencia del sector en una buena semana del año por tradición, los compradores siguieron en sus 'trece' pidiendo bajadas de entre 0,10 y 0,15 euros, situación opuesta a la de los ganaderos que demandaron la misma cantidad pero en forma de subida.

 

Finalmente, los lechazos aumentaron su valor 0,10 euros y los corderos repitieron precio.

Documentos relacionados