El ibérico de Castilla y León incrementa su censo un 20% y se sitúa en niveles previos a la crisis

(Foto: Chema Díez)

En cambio, otras comunidades como Andalucía y Extremadura no acaban de recuperar los datos de 2008.

El sector del ibérico de Castilla y León ha incrementado su censo un 20 por ciento durante el último año y se ha situado en los niveles que tenía en 2008, antes de comenzar la crisis económica que ha afectado al país durante los últimos ejercicios.

 

Según los datos aportados por la consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, los datos actuales contemplan que se ha empezar a “recuperar el pulso” en el sacrificio y que son alentadores para alcanzar los mismos niveles respecto a su comercialización.

 

La consejera ha destacado la “fortaleza” de este sector que ha conseguido ya “mantener” el censo de explotaciones y de cabezas sacrificadas cuando en Andalucía se ha reducido en un 75 por ciento y en Extremadura un 50 por ciento, según sus datos.

 

Castilla y León, con 913.455 animales repartidos en 1.697 explotaciones, es la primera Comunidad Autónoma de España en producción de animales ibéricos. En cuanto al reparto provincial, Salamanca cuenta con el mayor número de animales y de explotaciones.

 

Se trata de un sector que da empleo directo a 8.200 personas en la Comunidad, entre sector primario (1.700) y las 352 industrias vinculadas al sector ibérico y sus productos (6.500), según los datos de la Consejería.

.

 

La Comunidad cuenta 352 industrias que se dedican al ibérico, el 42,6 por ciento del total de empresas cárnicas que cuentan con una facturación de 600 millones de euros anuales, lo que unido a la repercusión del sector primario, 300 millones de euros, supone que el ibérico genera 900 millones de euros de valor económico.

 

OTRAS COMUNIDADES

 

Desde el 2008, Andalucía ha disminuido su producción de animales de ibérico en tres cuartas partes al pasar de 1.354.434 animales a 320.720, y Extremadura ha disminuido su censo a la mitad, tal y como recogen los datos aportados durante la visita de la consejera Silvia Clemente a Salamanca.

 

En cuanto a la comercialización, el pasado año se comercializaron en España cinco millones de jamones y paletas. Castilla y León es la primera Comunidad Autónoma comercializadora de productos ibéricos con aproximadamente el 50 por ciento en el caso de los jamones y las paletas y del 60 por ciento de total nacional de lomos y carne fresca.