El híbrido enchufable de Renault: 1 litro a los 100 kilómetros

El nuevo Renault Eolab híbrido enchufable.

La marca presenta el prototipo en el que ensaya las tecnologías de bajo consumo. El Eolab, que pesa solo 400 kilos, gasta solo 1 litro a los 100 kilómetros y estrena 100 ideas que se irán incorporando a los coches de serie.

Renault ha desarrollado un nuevo prototipo híbrido enchufable, denominado Eolab, que tiene un consumo de combustible de 1 litro por cada cien kilómetros recorridos y unas emisiones de dióxido de carbono (CO2) de 22 gramos por kilómetro, según informó la empresa en un comunicado. La compañía del rombo explica que, para lograr estos bajos niveles de consumo y de emisiones, los diseñadores del modelo han trabajado en el aligeramiento del peso de los materiales, así como en la tecnología ZE Hybrid y en la aerodinámica.

 

Renault destacó que este prototipo supone un escaparate de su innovación en materia medioambiental, ya que incorpora avances tecnológicos que se irán montando de forma progresiva en los vehículos de su gama. La firma gala destacó que este vehículo está en línea con su estrategia de ofrecer un consumo "ultra reducido" al alcance de todos los consumidores, para lo que utiliza materiales ligeros como el aluminio o el magnesio que se usarán en futuros vehículos de serie en los próximos diez años.

 

El Eolab ha sido desarrollado sobre la base de una berlina del segmento B e incorpora cien avances tecnológicos que se montarán en futuros modelos. Además, el coche cuenta con una aerodinámica que permite que penetre el aire, así como con elementos móviles como un 'spoiler' activo y 'flaps' laterales que se despliegan como alerones.

 

En materia de aligeramiento, el uso de nuevos materiales ligeros ha servido para reducir en 400 kilogramos el peso de este modelo en comparación con un coche del segmento B, lo que ha permitido recortar el tamaño y el coste. Este prototipo de Renault utiliza una tecnología de propulsión híbrida recargable que permite circular en modo eléctrico en recorridos de hasta 60 kilómetros y con velocidades máximas de hasta 120 kilómetros por hora.