El grupo socialista denuncia que “el equipo de gobierno no apuesta por la participación real”

El PSOE presentará en el próximo pleno la posibilidad de hacer gestiones para poner en marcha la iniciativa de los presupuestos participativos

La concejala socialista Joana Boscá ha señalado que “a pesar de que el Partido Popular defiende que la opinión de los ciudadanos es lo primero, lo cierto es que la realidad dista mucho de esta afirmación que se queda, sin duda, en una mera declaración de intenciones.

“Hace ya varias semanas que el grupo municipal socialista, a través de los concejales que hoy les hablamos, llevamos a la comisión de asuntos económicos la posibilidad de poner en marcha, en nuestra ciudad, la iniciativa de los presupuestos participativos, como una experiencia piloto”.

“Tras unos días de reflexión, el equipo de gobierno ha rechazado dar voz a los ciudadanos en lo que sería un ejercicio de transparencia y un espacio de participación real, que el PP parece no estar dispuesto a articular en nuestra ciudad”, ha dicho Joana Boscá.

Los últimos acontecimientos nos están demostrando que estamos en presencia de una crisis política profunda, situación que repercute negativamente en la marcha de nuestro país, en donde nuestro orden institucional está en entredicho.

Algunos ya exigen una nueva forma de hacer política. Múltiples y variadas protestas de la ciudadanía y encuestas de opinión pública también dan cuenta de esta realidad. Las encuestas nos dicen que un 76% manifiestan una alta valoración por la democracia, lo que da cuenta que la enfermedad no es todavía crítica.

Juan Antonio Chamorro ha señalado que “nosotros ya llevábamos en nuestro programa electoral esta iniciativa, y para cumplir con ello, pese a que no estemos en el gobierno municipal, no desechamos la posibilidad de llevar a cabo la experiencia piloto en un par de barrios de la ciudad, como si se tratase de una iniciativa real”.

“Creemos que esta fórmula sólo tiene ventajas, y que cuanto menos, merece una oportunidad. Muchas ciudades ya los han implantado, y estamos hablando de ciudades mucho más pobladas que podrían, a priori, podrían generar más problemas de organización. Estamos hablando de Getafe, Logroño, San Sebastián o Sevilla”.

Según Juan Antonio Chamorro, “esta experiencia de participación mejora el nivel de transparencia, al favorecer la comunicación y cercanía de los sectores sociales afectados y la gestión pública. Amplía y canaliza la participación ciudadana en la elaboración de propuestas y la definición de prioridades de la gestión pública y produce una mejora en la planificación y ejecución de políticas públicas, dado que permite una mejor identificación de las necesidades y del uso de los recursos”.