El grupo municipal de IU critica la progresiva privatización de los servicios sociales municipales

El grupo municipal de Izquierda Unida se ha mostrado contrario a una nueva privatización en los servicios sociales municipales ante las pretensiones del Equipo de Gobierno del Partido Popular de externalizar la ejecución del Plan de Inclusión Social, un plan aprobado en el año 2009 y que ya se venía desarrollando desde los CEAS de la mano de trabajadoras sociales.

Izquierda Unida de Ávila señala que, frente a la propuesta de esta formación, que en diversas ocasiones ha solicitado en el Ayuntamiento de Ávila el aumento de la jornada laboral a cuatro de las trabajadoras sociales, actualmente a media jornada, “y que no dan a basto por la afluencia masiva de los abulenses, que sufren el castigo de los recortes, a los CEAS” a partir de ahora será ACCEM quien pasará a prestar este servicio.

 

Para Sara Doval, concejal de Izquierda Unida, “el equipo interdisciplinar de los CEAS son los profesionales que están mejor preparados para la atención de un colectivo en riesgo de exclusión social como son las familias con pocos recursos y dificultades de acceso al empleo, la educación o la vivienda, y esta nueva privatización pone en evidencia que el Partido Popular no quiere asumir sus responsabilidades”.

 

Desde el grupo municipal de IU se pone en cuestión "una política de externalización que ha llevado, por el momento, a poner en manos privadas cada vez más ámbitos de los servicios sociales municipales tales como la atención a los jóvenes, con la Casa de las Ideas o el Espacio Joven, el centro de estancias diurnas, las aulas de apoyo al estudio o la guardería Piedra Machucana. Y a todo ello hay que añadir el pago de tasas para acceder a servicios como la animación comunitaria o los talleres para mayores, de forma que lo que es llamado el cuarto pilar del bienestar está siguiendo el mismo camino de otros ámbitos como la Sanidad o la Educación”.

 

Así, Sara Doval ve peligrar el sistema público de servicios sociales en una perspectiva en la que “el Partido Popular está priorizando los intereses económicos por encima de los intereses de las personas”. 
Para la concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila con la privatización del Plan de Inclusión Social estamos ante una nueva externalización de los servicios sociales fruto, una vez más, de la obsesión que el Partido Popular tiene de privatizarlo todo, lejos de confiar en la profesionalidad de los trabajadores municipales”.

 

Para Doval “con la excusa de dar cumplimiento al decreto de apoyo a las personas y familias afectadas por la crisis en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social en Castilla y León el Partido Popular reniega de gestionar directamente la atención, en este caso, a los colectivos más desfavorecidos”.