El GREIM rescata de madrugada a un senderista atrapado en Gredos

Foto: Guardia Civil

El Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil rescató durante la madrugada de este martes a un senderista británico atrapado tras caer por una grieta en la nieve, de unos seis metros de profundidad, cerca de la Plataforma de Gredos.

Sobre las 22 horas del lunes se tuvo conocimiento a través de la Central C.O.C. de Ávila de la alerta dimanante del servicio de emergencias 112 por un accidente sufrido por un senderista en la plataforma de Gredos.

 

Según explican desde la Guardia Civil, el accidente sobrevino cuando el senderista sufrió una caída por una rimalla (hueco en la nieve), quedando atrapado dentro sin posibilidad de salir por sus propios medios. Activado el personal de guardia del GREIM se inició la búsqueda sin contar con datos precisos de la localización de la persona accidentada.

 

Hubieron de esperar a un nuevo contacto del senderista al servicio 112 y, a través de multiconferencia con un traductor de inglés, averiguaron en qué lugar se encontraba. Una vez acotada el área de la posible localización, los componentes del GREIM salieron desde la plataforma de Gredos hacia “el Gargantón”, comenzando de esta manera una búsqueda exhaustiva en la que no pudieron contar con el helicóptero de apoyo para el rescate debido a que el accidente ocurrió de noche.

 

A las 3.30 horas se localizó al senderista accidentado, de 33 años de edad y natural de Londres, que responde a las iniciales W.H.B, en una rimalla de aproximadamente 6 ó 7 metros de profundidad, habiendo caído por una abertura de 70cm x 2 metros siendo de una especial dificultad encontrarlo. Además existía la urgencia de su localización por la posible hipotermia que pudiera padecer el montañero al encontrarse totalmente rodeado por hielo.

 

Los especialistas del GREIM tuvieron que acceder a la rimalla donde se encontraba el senderista accidentado “rapelando”, debiendo realizar maniobras de contrapesado para poder extraer a la persona accidentada, acción que se consiguió a las 4.15 horas montando una reunión con varios piolets en la nieve.

 

Una vez a salvo, se dotó al montañero de ropa seca siendo necesario el montaje de un punto caliente (vivac) donde pasar la noche a la espera de la evacuación en helicóptero en la mañana de este martes.

 

El senderista presentaba varios cortes en una rodilla y en un brazo de los que fue atendido “in situ” en un primer momento. Llegado el helicóptero a las 8 horas al lugar donde se encontraba establecido el vivac, se procedió a la evacuación del herido y de los especialistas del GREIM hasta el helipuerto de Barco de Ávila, donde se dejó al montañero en una ambulancia del 112.