El Gobierno sustituirá Educación para la Ciudadanía por Educación Cívica y Constitucional

Además, habrá tres cursos de ESO y tres de Bachillerato, manteniéndose la educación obligatoria hasta los 16 años
El El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha anunciado que va a eliminar la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos (EpC) por Educación Cívica y Constitucional, que, según ha dicho, estará "libre de cuestiones controvertidas y de adoctrinamiento ideológico".

"Educación para la Ciudadanía ha estado acompañada desde su nacimiento por la polémica y que ha creado una seria división en la sociedad y el mundo educativo", ha afirmado el ministro, durante su primera comparecencia en la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados.

Para Wert, el planteamiento de la materia aprobada por el Gobierno socialista iba "más allá de lo que debería corresponder a una verdadera formación cívica conforme a las directrices formuladas por el Consejo de Europa".

Por ello, el titular de Educación propone una nueva asignatura que proporcione a los alumnos el conocimiento de la Constitución Española "como norma suprema que rige nuestra convivencia, la comprensión de sus valores, de las reglas del juego mediante las que se conforma una sociedad democrática y pluralista, así como la historia de la Unión Europea de la que España forma parte".

Según ha indicado el ministro, esta es una materia "relevante" porque tiene como objetivo la formación de ciudadanos "libres y responsables con capacidad de ser sujetos activos". "Sin duda, esta Educación Cívica y Constitucional servirá a tal fin y ni a ningún otro".

Reforma de Secundaria
Sobre la ampliación del Bachillerato a tres años, el ministro ha concretado que el objetivo es dotar a este ciclo de una mayor flexibilidad, pues los alumnos podrán encaminarse hacia la Formación Profesional de Grado Medio o hacia el Bachillerato un año antes, con 15. En concreto, habrá tres cursos de ESO y tres de Bachillerato, manteniéndose la educación obligatoria hasta los 16 años.

A juicio de Wert, este nuevo modelo gana "flexibilidad y capacidad de adaptarse a los intereses de los alumnos" y dota al Bachillerato a y a la FP de grado medio de tres cursos, lo que permite, según ha dicho "que los alumnos salgan de ambos ciclos de mayor preparación, similar a la de los jóvenes de otros países europeos". También cree que facilita la adopción de un modelo integrado 'escuela-empresa'.

Sobre el sistema de FP, el ministro ha señalado su intención de transformarlo en un modelo dual, similar al alemán que combine prácticas en empresa y formación en el aula. Para ello, va a convocar al Ministerio de Empleo, empresarios y agentes sociales para que se "involucren" en esta reforma. Para ello, se va a aplazar la entrada en vigor de las previsiones que sobre la FP recoge la Ley de economía Sostenible.

Sobre los programas de bilingüismo, el ministro ha señalado que va a aprobar un 'Plan de Bilingüismo' antes de finales de 2012 para implantarlo en el curso 2013-2014. El objetivo es elevar el nivel de inglés de los alumnos españoles, pues los datos son, a su juicio, "descorazonadores". Para ello, ha indicado que hay que mejorar el estudio del inglés desde el segundo ciclo de Educación Infantil hasta el Bachillerato, "sustituyendo el viejo enfoque de estudiar inglés para pasar a estudiar en inglés".

Aprobar el estatuto del docente
El ministro ha aseverado que en diez años se van a jubilar 200.000 docentes y que, por tanto, "es el momento" de replantearse el sistema de acceso a la carrera docente y el progreso dentro de ella y "sustituirlo que sí garantice la selección de los mejores y relaciones el progreso de los seleccionados con los resultados que obtengan". "Tenemos que atraer a los mejores a la docencia", ha apostillado.

Asimismo, ha dicho que es el momento "por fin" de aprobar un Estatuto del Docente, que suponga "un marco básico que mantenga el carácter estatal de los cuerpos docentes y que ofrezca a los profesores la posibilidad de desarrollar una carrera desde su entrada en el cuerpo hasta la jubilación, en el que hacerlo bien tenga su recompensa".

Wert ha señalado también la necesidad de darle un "gran impuso reformista" al sistema universitario español. "Ahora, más que nunca, debemos trabajar para que la Universidad retorne a la sociedad la gran cantidad de recursos que se ha destinado a la misma", pues, según ha indicado, el sistema no resulta eficiente.

Consejo de expertos para reformar la Universidad
El ministro ha advertido en su comparecencia que no hay ninguna universidad española entre las 150 mejores del mundo, que hay un 30 por ciento de abandono universitario frente al 16 por ciento de la media europea, que el 42 por ciento de las universidades tuvieron en el curso 2008-2009 menos de 50 alumnos y que sólo el 33 por ciento de los alumnos obtuvieron el título sin repetir curso.

Para hacer frente a estos datos, el titular de Educación ha anunciado que va a constituir un "a la mayor brevedad" un 'Consejo de Expertos de Alto Nivel'. Se trata, según ha avanzado, de expertos universitarios de diversos campos que deberá facilitar en un plazo de cinco o seis meses un diagnóstico y recomendaciones de reforma para la búsqueda de la "excelencia, competitividad e internacionalización" de la universidad española.