El Gobierno no posee informes que concluyan que ETA volverá a matar

El origen de la alarma en las fuerzas de seguridad fue el comunicado emitido por la banda terrorista el pasado 26 de marzo.

El Ministerio del Interior no cuentan con informes de las fuerzas de Seguridad que concluyan de forma expresa que ETA volverá a matar, según han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

  

El fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista ha afirmado durante la celebración de un juicio que el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, maneja actualmente "informes" que hablan de una "vuelta a la actividad armada" de la banda terrorista ETA.

  

"Los informes actualmente que maneja el Ministerio del Interior son que esa fase de bloqueo va a llevar a una ruptura o a una escisión y a una vuelta a la actividad armada", ha manifestado Bautista.

  

Pese a todo los expertos en la lucha antiterrorista de la Policía, la Guardia Civil o el Centro Nacional de Inteligencia tampoco descartan por completo que pueda darse esta situación en el futuro, especialmente desde la Comisaría General de Información de la Policía Nacional. Otras fuentes consultadas por Europa Press recuerdan que siempre puede darse el caso de uno o varios incontrolados que rompiesen la disciplina de la banda.

 

EL COMUNICADO DE MARZO, ORIGEN DE LAS SOSPECHAS

  

El origen de la alarma en las fuerzas de seguridad fue el comunicado emitido por la banda terrorista el pasado 26 de marzo, el primero tras conocerse la expulsión de la cúpula etarra de Noruega donde habían permanecido durante meses esperando una negociación con el Gobierno que nunca llegó a producirse.

  

En aquel comunicado ETA advertía de las "consecuencias negativas" que esto podría tener en el proceso. Además los terroristas acusaban al Gobierno de haber "dejado morir el espacio de diálogo" y añadían que "las posibilidades de aportaciones constructivas que se estaban estudiando están en el aire".

  

Los investigadores consultados por Europa Press admitieron que no esperaban ese redactado y recordaron que ETA ha usado en el pasado expresiones similares cuando ha querido romper alguna fase de alto el fuego. Pero estas mismas fuentes creían que por el momento esa fase no había llegado.

  

El fiscal Bautista se ha referido precisamente a ese comunicado para decir que "lo que se resalta es que se trata de un proceso bilateral que está orientado a cesiones mutuas y que en caso de que no haya cesiones mutuas se producirá una fase de bloqueo, que es en la que se está ahora, y así lo ha reconocido la organización terrorista y los informes actualmente que maneja el Ministerio del Interior son que esa fase de bloqueo va a llevar a una ruptura o a una escisión y a una vuelta a la actividad armada".

  

En aquel comunicado ETA finalizaba asegurando que "seguirá trabajando para construir la resolución definitiva y mantendrá activa la delegación designada en su momento (para una negociación). "No nos rendiremos ante las dificultades, porque EH (Euskal Herria) merece y necesita la paz y la libertad", zanjaba.