El Gobierno Municipal rechaza la enmienda del PSOE sobre accesibilidad, puesto que ya se llevan a cabo medidas concretas

El Gobierno Municipal ha rechazado hoy, en la reunión de la Junta de Gobierno Local, la enmienda presentada por el Grupo socialista relativa a medidas de accesibilidad entre los barrios y el centro, toda vez que ya se están llevando a cabo actuaciones en este sentido previstas en el Plan de Accesibilidad.

El Gobierno Municipal ha rechazado hoy, en la reunión de la Junta de Gobierno Local, la enmienda presentada por el Grupo socialista relativa a medidas de accesibilidad entre los barrios y el centro, toda vez que ya se están llevando a cabo actuaciones en este sentido previstas en el Plan de Accesibilidad.

 

Tras las elecciones municipales del año 2007 se creó en el Ayuntamiento de Ávila la concejalía de Accesibilidad, que fue una de las pioneras en todo el ámbito estatal.

 

Durante este tiempo se ha trabajado intensamente en diferentes ámbitos que tienen que ver con la accesibilidad y la discapacidad. Todas las actuaciones han estado encaminadas en conseguir que Ávila sea cada día una ciudad más accesible, por eso se han hecho intervenciones de todo tipo, no sólo la eliminación de barreras, sino la adopción de otras medidas que buscan la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad y concienciación de la sociedad, que también es muy importante.  

 

Uno de los objetivos que llevaba el equipo de gobierno en su programa electoral era la redacción de una ordenanza municipal de accesibilidad. Hemos de decir que se ha trabajado en ella, de hecho lleva tiempo redactado un borrador de ordenanza pero no ha podido ver la luz debido a que la normativa regional de accesibilidad aún no está adaptada a la nueva concepción que plantea la actual normativa estatal, que deriva toda ella del Código Técnico de la Edificación y de la ley de Discapacidad. No se ha creído conveniente crear una ordenanza municipal de accesibilidad cuando se está modificando y desarrollando toda la normativa estatal y autonómica sobre accesibilidad y discapacidad. Pese a esta circunstancia,   sí que se ha redactado una ordenanza sobre el uso de las tarjetas de aparcamiento y plazas de estacionamiento reservado para personas con movilidad reducida, creando en dicha ordenanza las llamadas tarjetas de entidades que se conceden a aquellas asociaciones del término municipal de Ávila que trabajan con personas con discapacidad y movilidad reducida. En este campo el Ayuntamiento de Ávila ha sido pionero ya que la tarjeta de entidades era una demanda que venían haciendo las asociaciones de personas con discapacidad y que nosotros la hemos dado solución.

 

PLAN ACCESIBILIDAD.-  Nos parece muy bien la proposición que hacen desde el grupo municipal socialista de elaborar un plan de actuación para la ejecución de medidas concretas para la comunicación accesibles desde los barrios de la ciudad con el centro y que mejoren la accesibilidad y movilidad de la ciudad, pero sentimos no poder apoyar esta proposición, no porque sea mala sino porque ya existe desde hace varios años.

 

En el año 2002 se redactó el primer plan de Accesibilidad de la ciudad de Ávila. Pasada una década se vio la necesidad de actualizarlo y revisarlo por eso se encargó a la empresa Vía Libre la redacción de un nuevo plan, con cargo al Convenio Imserso-Fundación ONCE.

 

En el Plan Municipal Integral de Accesibilidad de Ávila se analiza una trama de las calles principales de la ciudad destacando aquellas que unen los diferentes barrios, añadiendo aquellas zonas de reciente edificación o que no habían sido analizadas anteriormente, como las Hervencias, el Barrio de la Universidad o el Valle Amblés.

 

En total el plan de 2011 analiza 172 calles atendiendo a un triple análisis: funcional, tipológico (teniendo en cuenta los elementos urbanos) y sectorial (es decir, por barrios). La evaluación y el diagnóstico se realizaron teniendo en cuenta las tipologías de barreras y para concretar las intervenciones el plan especifica 43 propuestas de actuación, con el fin de que sean desarrolladas en los siguientes diez años. Además de estas calles el plan del 2011 también analiza 38 edificios municipales de distinta tipología.

 

El plan no sólo analiza las barreras arquitectónicas del viario público y de los edificios sino que también estudia el transporte colectivo y aspectos relacionados con la comunicación así como la normativa.

 

El Plan Municipal Integral de Accesibilidad de Ávila es una herramienta viva con la que se trabaja diariamente, teniendo en cuenta las propuestas que en él se realizan así como los criterios de priorización. Las circunstancias económicas actuales no permiten que se pueda desarrollar todas las actuaciones que están reflejadas en el plan ya que éste tiene una duración aproximada de 10 años y prevé una inversión de más de diez millones de euros para ese periodo.

 

Las indicaciones del Plan de Accesibilidad se han tenido en cuenta para realizar diferentes actuaciones en estos años. Pese a las dificultades orográficas que presenta nuestra ciudad, donde para ir de los barrios al centro histórico hay que salvar importantes desniveles, se han realizado actuaciones que mejoran esta conexión. Una de las actuaciones más importantes ha sido la mejora de la accesibilidad en la calle Valladolid y el entorno de la basílica de San Vicente, que permite la unión de una parte de la zona norte con el centro histórico mediante itinerario accesible. También se han realizado otras actuaciones de mejora de la accesibilidad en los barrios, dando continuidad a itinerarios accesibles que ya se habían comenzado anteriormente y que enlazan con otras rutas para poder moverse con facilidad por la ciudad. Una de estas actuaciones fue la mejora de los itinerarios de la zona sur, uniendo las calles Rioja y Rufino Martín con el Paseo de Nuestra Señora de Sonsoles a través de la calle de las Cinco Villas.

 

 

Siendo conscientes de las dificultades orográficas y de los escasos recursos económicos que ha habido en estos años para la realización de grandes obras, se ha buscado una solución que contribuya a la mejora de la comunicación entre los barrios y el centro de la ciudad. Se ha realizado una importante inversión en la mejora y renovación de la flota de autobuses urbanos, adaptando su interior no sólo para sillas de ruedas sino para otros vehículos, como los scooters, que tienen unas dimensiones mayores y que antes tenían dificultades para moverse en el interior de los autobuses. Pero no sólo se han mejorado los autobuses sino que también se han realizado numerosos avances de paradas para permitir que las personas con movilidad reducida puedan acceder con comodidad al transporte público, pudiendo así desplazarse por toda la ciudad.