El Gobierno Municipal aclara la amonestación a tres jóvenes por jugar al fútbol en el Mercado Grande

El Gobierno Municipal, en relación con la denuncia efectuada por la Policía Local a tres jóvenes por jugar al balón en la Plaza de Santa Teresa ha querido realizar diversas puntualizaciones, entre ellas "que no se trataba de niños, sino de jóvenes mayores de edad"

El Gobierno Municipal, en relación con una denuncia efectuada por la Policía Local a tres jóvenes por jugar al balón en la Plaza de Santa Teresa, quiere hacer las siguientes puntualizaciones:

 

1.- La sanción que se impondrá, de acuerdo con el instructor del expediente, será una amonestación escrita. Si hay reincidencia podría derivar en una sanción económica de hasta 30 euros o trabajos en beneficio de la comunidad. La denuncia se produce ante la llamada a la Policía Local efectuada por un particular. Son continuadas las quejas vecinales que se producen por jugar al fútbol en esta plaza abulense.

 

2.- No se trataba de niños pequeños, sino de jóvenes que son mayores de edad (mayores de 18 años).

 

3.- El consumo de pipas y tirar las cáscaras al suelo, aunque es una conducta incívica, no es punible, aunque el ornato público recomienda que no se haga y más en cantidades muy grandes como es el caso. La referencia que se hizo a las pipas es la reproducción de las circunstancias que se recogen en el informe policial.

 

4.- Por otra parte se recomienda la utilización de espacios más adecuados para la práctica deportiva. El Mercado Grande, como lugar de tránsito, no puede ser un campo reglamentario, y menos por jóvenes de 18 o 20 años, como tampoco lo son otras emblemáticas plazas de otras ciudades, para jugar al fútbol, pues existen instalaciones deportivas y/o parques en la ciudad para ello.

 

5.- Queda clara la vocación de servicio y el recto proceder de la Policía Local que en este, como en otros casos, atiende las demandas ciudadanas para garantizar el libre ejercicio de todos los derechos de todos los ciudadanos.

 

6.- Se piden disculpas si no se ha sido capaz por parte municipal de explicar bien el mensaje, que en ningún caso ha tratado de intimidar a nadie, sino de servir de ejemplo para fomentar la convivencia entre los vecinos de la ciudad.

Noticias relacionadas