El Gobierno limitarĂĄ el uso de efectivo para luchar contra el fraude fiscal

Con las nuevas medidas el Ejecutivo prevĂŠ recaudar 8.171 millones de euros en 2012 y se centrarĂĄn en la lucha de la economĂ­a sumergida y los paraĂ­sos fiscales.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya SĂĄenz de SantamarĂ­a, ha adelantado que el Gobierno aprobarĂĄ en breve un Plan General de Control Tributario por el que espera recaudar 8.171 millones de euros en 2012 y que se centrarĂĄ fundamentalmente en la lucha de la economĂ­a sumergida y los paraĂ­sos fiscales.

Al tĂŠrmino de la reuniĂłn del Consejo de Ministros, la vicepresidenta indicĂł que una de las novedades que estudia el Ministerio de Hacienda serĂĄ limitar el uso de efectivo en determinadas transacciones econĂłmicas, especialmente las realizadas con billetes de alta denominaciĂłn, para aflorar parte de la economĂ­a sumergida que se lleva a cabo a travĂŠs de estas operaciones.

La medida, aplicada ya en paĂ­ses como Francia e Italia, segĂşn recordĂł SĂĄenz de SantamarĂ­a, es un elemento "muy claro" en la lucha contra la economĂ­a sumergida y contra el uso de dinero negro en esos pagos, en palabras de la portavoz del Gobierno, quien aĂąadiĂł que tambiĂŠn es una manera "muy clarificadora" de detectar dĂłnde se estĂĄn produciendo las grandes bolsas de fraude.

El plan de prevenciĂłn del fraude fiscal operarĂĄ en tres ĂĄmbitos: la intensificaciĂłn en el lucha contra los incumplimientos tributarios, la mejora del control en la fase recaudatoria y la colaboraciĂłn de la Agencia Tributaria con los organismos fiscales de las comunidades autĂłnomas y la Seguridad Social.

El nuevo plan de control tributario facilitarĂĄ tambiĂŠn a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, y se pedirĂĄ informaciĂłn fiscal a los paĂ­ses que antes eran considerados paraĂ­sos fiscales, como Andorra, PanamĂĄ, Bahamas y las Antillas holandesas, al tiempo que se impulsarĂĄ la firma de nuevos convenios para la erradicaciĂłn de otros paraĂ­sos fiscales.

Consumo elĂŠctrico y uso de tarjetas
SĂĄenz de SantamarĂ­a tambiĂŠn adelantĂł que el plan intensificarĂĄ el control sobre ciertos sectores, que no especificĂł, mĂĄs ligados a la economĂ­a sumergida, en los que se pondrĂĄ el foco en datos como el consumo elĂŠctrico o el uso de terminales de tarjetas de crĂŠdito.

En fase recaudatoria, se adelantarĂĄ la intervenciĂłn de los Ăłrganos de recaudaciĂłn en los procedimientos de gestiĂłn tributaria y se fomentarĂĄ la adopciĂłn de medidas cautelares desde el inicio del procedimiento.

La mayor colaboraciĂłn entre administraciones tributarias del Estado y las comunidades autĂłnomas, incluidas las haciendas forales, para el intercambio de informaciĂłn, asĂ­ como la potenciaciĂłn de la vigilancia aduanera o las normas 'antiabuso' son otros de los pilares en los que se basarĂĄ el nuevo plan de prevenciĂłn del fraude.

Se ampliarĂĄ el envĂ­o de borradores del IRPF
Asimismo, se potenciarĂĄ la 'autorregularizaciĂłn' voluntaria, la 'autocorrecciĂłn' de incidencias censales, la ampliaciĂłn del ĂĄmbito del borrador del IRPF, la potenciaciĂłn de la administraciĂłn electrĂłnica, la obtenciĂłn 'on line' de informaciĂłn tributaria personalizada y la formulaciĂłn de consultas a la administraciĂłn sobre el tratamiento tributario de operaciones especialmente complejas.

Concretamente, sobre la 'autorregulaciĂłn' voluntaria, SĂĄenz de SantamarĂ­a explicĂł que se trata de que aquellos contribuyentes a los que la Agencia Tributaria advierta de que han cometido errores u omisiones en sus declaraciones puedan voluntariamente subsanarlos antes de que se les abra un procedimiento, y con la finalidad tambiĂŠn de poder reducir recargos o sanciones.

"Se trata de evitar comprobaciones de pequeĂąos contribuyentes para llevar a cabo grandes operaciones contra el fraude", indicĂł SĂĄenz de SantamarĂ­a.

Finalmente, destacĂł que estas lĂ­neas generales del plan de prevenciĂłn del fraude permitirĂĄn recaudar 8.171 millones de euros en 2012, una cantidad que considerĂł "muy importante" para garantizar la "justicia y equidad" en el cumplimiento de las obligaciones tributarias, "porque lo mĂĄs injusto y lo mĂĄs inequitativo es aquel que teniendo obligaciĂłn de declarar no declara o declara lo que no le corresponde".