El Gobierno estadounidense cree que el vídeo de la decapitación de Foley es "auténtico"

Fotograma del vídeo

El FBI ya había dado por auténtico un vídeo espeluznante en el que miembros del Estado Islámico decapitan de forma salvaje al periodista como represalia por los bombardeos de su país en Irak. 

El análisis del vídeo colgado en Internet y en el que se se muestra la supuesta decapitación por parte del Estado Islámico del periodista estadounidense James Foley y aparece también el reportero Steven Sotloff indica que la grabación es auténtica, según ha señalado este miércoles la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

 

"La comunidad de Inteligencia de Estados Unidos ha analizado el video publicado recientemente que muestra a los ciudadanos estadounidenses James Foley y Steven Sotloff", ha indicado la portavoz, Caitlin Hayden.

 

"Hemos llegado al veredicto de que este vídeo es auténtico. Seguiremos dando informaciones actualizadas cuando estén disponibles", ha añadido.

 

En la grabación, el Estado Islámico asegura que la decapitación de Foley es una represalia por los bombardeos estadounidenses contra posiciones de este grupo en el norte de Irak. Asimismo, en el vídeo los islamistas aseguran tener a otro reportero, Steven Joel Sotloff, desaparecido en Siria hace un año, y amenazan con ejecutarle.

 

La familia de Foley, que reside en New Hampshire, no tenía a primera hora de este miércoles confirmación por parte del Gobierno estadounidense de la muerte del periodista, que trabajó para el 'GlobalPost' informando desde Siria.

 

Foley fue secuestrado cuando se dirigía a la frontera con Turquía el 22 de noviembre de 2012, pero la noticia de su secuestro no se conoció públicamente hasta que lo anunciaron sus padres dos meses después. El periodista estadounidense había sido secuestrado durante 44 días mientras cubría la guerra civil en Libia en 2011 junto a la también estadounidense Claire Gillis y el español Manu Brabo por fuerzas de Muamar Gadafi.