El Gobierno endurece la normativa para que no se concedan créditos a quienes tengan una deuda con las Administraciones

El Ejecutivo creará un mecanismo informático que detecte este tipo de incidencias a la hora de conceder dinero.

El Gobierno creará un mecanismo informático para evitar la concesión de créditos públicos a quienes no estén al corriente de pago con sus obligaciones con cualquier Administración Pública, según consta en el informe elaborado por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA).

  

En dicho informe, se pone de manifiesto la necesidad de contar con un mecanismo informático en donde los órganos de recaudación de las distintas Administraciones Públicas puedan consultar los pagos presupuestarios a realizar y acordar el embargo o compensación de los mismos.

  

"Debido al tiempo transcurrido desde que se tramita el gasto público hasta que efectivamente se paga, no es extraño que se estén abonando créditos públicos a deudores de las Administraciones Públicas", subraya el informe recogido por Europa Press.

  

Para mejorar los mecanismos de recaudación de ingresos tributarios y no tributarios, se plantea la puesta en marcha de un "punto neutro" en el que se cruzarían los pagos de las Administraciones Públicas y las actuaciones ejecutivas contra quienes fueran acreedores de dichos pagos y simultáneamente deudores.

  

La Agencia Tributaria asumiría las tareas de puesta en marcha de plataforma informática en la que tendrían lugar los intercambios de información de los que podrían derivar actuaciones de embargo.

  

En este sentido, el informe indica que se ha propuesto la incorporación de una disposición adicional en el anteproyecto de Ley de factura electrónica y registro único de facturas que permite a la Agencia Tributaria, los órganos de recaudación de las regiones y ayuntamientos, la Tesorería General de la Seguridad Social y los órganos pagadores de las Administraciones Públicas intercambiar información sobre deudores y beneficiarios de pago.

 

INFORMAR SOBRE EL BENEFICIARIO ANTES DEL PAGO

  

El funcionamiento consistiría en que las Administraciones Públicas, antes de efectuar el pago a sus proveedores, tendrían la obligación de enviar a la Central de Información de Pagos información de cada proveedor referida a su identificación y al importe a pagar.

  

La Administraciones Públicas tendrán que esperar dos ó tres días antes de proceder al pago de los créditos públicos, mientras que los órganos de recaudación de la Administración correspondiente, diariamente o con la periodicidad que se determine enviarán a la Central de Información de Pagos información de cada uno de sus deudores.

Noticias relacionadas