El Gobierno dice que no habrá recortes en Sanidad sino "ajustes" en gastos "innecesarios"...

... y el PSOE adelanta un "rechazo frontal" al copago
El responsable de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, ha asegurado que "no habrá recortes" en Sanidad pero sí "ajustes" de algunos gastos que se consideran "improductivos e innecesarios" en un contexto de crisis económica como el actual.

Echániz ha destacado la dificultad de financiación que tiene actualmente la Sanidad "consecuencia de la herencia" del Gobierno socialista. Concretamente, ha indicado que la deuda es de unos 15.000 millones de euros, una cifra que "pone en una situación complicada a la sanidad" y crea "dificultades de sostenibilidad" de cara a que los españoles "sigan teniendo los servicios que han conocido hasta ahora".

Así, ha indicado que una de las direcciones que va a seguir el departamento dirigido por Ana Mato es "garantizar a los españoles que el sistema sanitario va a mantener la esencia, pero mejorado". Para ello, el responsable 'popular' de Sanidad ha explicado que el Gobierno "revertirá la situación que se ha producido en los últimos ocho años, financiando mejor a través de más empleo y de más impuestos relacionados directamente con la capacidad de empleabilidad del país".

A su juicio, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas gobernadas por el PP "ya están haciendo sus deberes" para "mantener la esencia del servicio sanitario español": "ser universal, gratuito y equitativo para los españoles". "Para eso hace falta realizar reformas, que serán planteadas por las comunidades autónomas en las próximas semanas, y apoyarse en el resto de reformas", ha apuntado Echániz.

Además de impulsar la capacidad de financiación del departamento y mejorar la organización, Echániz también ha apostado por una cartera única de prestaciones. En este sentido, ha indicado que las reformas a realizar en Sanidad "pueden tocar todo" ya que la intención es que el servicio sanitario siga siendo "la joya de la corona del Estado del Bienestar".

Preguntado por la posibilidad del copago, Echániz ha dicho que "las reformas se deberán consensuar con las comunidades autónomas". Así, ha indicado que hay autonomías que ya lo han puesto en marcha, como Cataluña. "Lo importante es que todos se pongan de acuerdo sobre las reformas, independientemente de cuáles sean", ha concluido.

El PSOE rechaza el copago
Por otro lado, la secretaria de política social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha asegurado que esta formación defenderá "hasta el final" los derechos públicos sanitarios, al tiempo que ha adelantado un "rechazo frontal" al copago que, a su entender, "intenta introducir" el PP en este sector.

En una rueda de prensa en la sede socialista de Ferraz, Jiménez ha respondido de esta manera a las declaraciones del pasado sábado al diario alemán 'Frankfurter Allgemeine' del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en las que aseguraba que las próximas reformas que acometerá el Gobierno serán en sanidad y educación, y a las afirmaciones de la minstra de Sanidad, Ana Mato, quien en una entrevista a 'La Razón' anuncia reformas para "racionalizar" el gasto sanitario.

En este sentido, ha destacado la "profunda preocupación" de esta formación ante los recortes en servicios sociales y, en concreto, en el sector sanitario. "Es de los servicios públicos más valorados por la ciudadanía y con mayor solidez y calidad, por lo que lo vamos a defender hasta el final", ha señalado.

A su entender, la propuesta 'popular' resulta "inaceptable" ya que "no sólo" plantea recortes, sino que "pone en cuestión" el modelo de estado de bienestar puesto en marcha hace más de 30 años y "permite su desmantelación".

Para la exministra, las recientes declaraciones de los dirigentes del PP se suman a un "planteamiento" en los Presupuestos Generales del Estado donde se plantea un recorte "de más de 8.000 millones de euros si se suman educación, sanidad y servicios sociales".

El PP "ha mentido" con el copago
Preguntada ante una posible imposición del copago sanitario por parte del PP, no ha descartado esta posibilidad, puesto que la formación 'popular' "ya ha mentido" a los ciudadanos. "Primero anunciaron un rechazo a esta posibilidad, pero en Cataluña sí han apoyado la iniciativa de CiU", ha explicado.

Así, ha calificado de "injusta" esta iniciativa puesto que los ciudadanos "ya pagan" la Sanidad con sus impuestos y "tendrían que volver a pagar". Asimismo, ha explicado que introducir esta medida supondrá que los pacientes "tengan que tomar la decisión de acudir o no" al médico, cuando esto "tiene que ser exclusivamente un acto médico".