El Gobierno destaca la "estabilidad" del Rey a España más allá de sus "avatares"

La vicepresidenta ha pedido "reconocer" los esfuerzos desplegados por el Rey "en beneficio" de la estabilidad del país.

El Gobierno ha puesto en valor la "estabilidad política" que el Rey aporta a España más allá de los "avatares" que, como todo el mundo, el monarca haya podido sufrir a lo largo de su vida.

 

Así se ha manifestado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de presta posterior al Consejo de Ministros, en la que le han preguntado por la posición fijada hoy por el Palacio de la Zarzuela, que ha asegurado que Don Juan Carlos "no tiene ninguna intención de abdicar" ni se trabaja en la Casa del Rey en plan alguno de este tipo.

 

Sáenz de Santamaría ha querido poner en valor la "estabilidad política" que a lo largo de todos estos años "la Casa del Rey, y especialmente Su Majestad el Rey, ha prestado a España y le viene prestando en una tarea que, sin perjuicio de los avatares que todos tenemos a lo largo de nuestra vida, ha sido y está siendo muy esforzada".

 

La vicepresidenta ha pedido "reconocer" los esfuerzos desplegados por el Rey "en beneficio" de la estabilidad del país a través del papel de "árbitro y moderador de las instituciones" que ejerce, pero también su empeño en la "búsqueda de consensos" y su trabajo para que a este país "le vaya mejor". "Y en eso me consta que lo lleva a cabo con mucho empeño", ha añadido.

 

Aunque Zarzuela niegue que el Rey tenga intención de abdicar, a la portavoz del Ejecutivo se le ha preguntado si no ha llegado el momento de preparar una Ley de la Corona que desarrolle el título II de la Constitución, donde se prevé que las abdicaciones y renuncias que puedan ocurrir en el orden de sucesión de la Corona se resolverán con una ley orgánica.

 

Sáenz de Santamaría ha hecho un llamamiento a que las propuestas que las fuerzas políticas presenten para sacar a España de la crisis actual "contribuyan en la mejor medida a la estabilidad del país y de sus instituciones" y ha recordado que en otras legislaturas tampoco nunca se puso en marcha el desarrollo de esa ley.

 

Por otra parte, la vicepresidenta ha reiterado que si la Casa del Rey no se va a ver afectada por la futura Ley de Transparencia nuestro país estará actuando en línea con lo que estipula el Convenio europeo en materia de transparencia de las administraciones, que no señala a las Casas Reales como órganos que deban estar sometidos a este tipo de leyes.