El Gobierno de Irlanda confirma un acuerdo con el BCE sobre la deuda del Anglo Irish Bank

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, ha informado al Dail, la Cámara Baja del Parlamento irlandés, de los términos de un "histórico" acuerdo con el Banco Central Europeo (BCE) para reestructurar la deuda del nacionalizado Anglo Irish Bank que reduce en 20.000 millones de euros durante la próxima década el coste financiero para Irlanda del rescate de la entidad.



DUBLÍN, 7 (EUROPA PRESS)



"El acuerdo representa un histórico paso en el camino hacia la recuperación económica de Irlanda", aseguró el Taoiseach, primer ministro irlandés, en su intervención.

Según los términos del acuerdo, Irlanda reemplazará 28.000 millones de euros en pagarés emitidos para recapitalizar el Anglo Irish Bank por bonos a largo plazo, con un vencimiento medio de 34 años, lo que supondrá un notable alivio en el calendario de pagos de Irlanda, que terminará de devolver las ayudas en 2058.

A este respecto, el primer ministro irlandés indicó que el país ha logrado un canje de títulos a corto plazo con un alto interés por otros a más largo plazo y con un interés significativamente menor, puesto que el interés medio se situará algo por encima del 3%, frente al 8% que conllevaban los pagarés.

"El nuevo plan probablemente mejorará de forma material la percepción de la sostenibilidad de la deuda de Irlanda a los ojos de los potenciales inversores, lo que se traducirá en intereses más bajos y un crecimiento más rápido", dijo Kenny, quien subrayó que la salida con éxito de Irlanda a finales de año del rescate demostraría que la combinación de esfuerzos nacionales y solidaridad europea da resultados".

Por su parte, cuestionado durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE sobre este acuerdo, el presidente de la entidad, Mario Draghi, se limitó a indicar que los miembros del Consejo "han tomado nota de manera unánime" de los pasos adoptados por las autoridades irlandesas.

Con anterioridad al visto bueno del BCE al swap de la deuda de Anglo Irish Bank, el Parlamento irlandés había aprobado en una sesión extraordinaria la legislación de emergencia necesaria para liquidar la Irish Bank Resolution Corporation (IBRC), entidad pública en la que se integraron los activos del nacionalizado Anglo Irish Bank, cuyo colapso forzó al país a solicitar a finales de 2010 un rescate de 85.000 millones a la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Gobierno irlandés se vió obligado en 2009 a emitir pagarés por importe superior a 30.000 millones de euros y un interés anual del 8% para respaldar la posición de capital de Anglo Irish Bank, lo que obligaba a Dublín a devolver 3.100 millones anuales hasta 2023.