El Gobierno catalán debate este martes si va a la cadena humana de la Diada

La vicepresidenta prefiere que, quien vaya, lo haga "a título personal"


BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

El Gobierno catalán abordará este martes en la primera reunión del curso político si acude a la cadena humana de la Diada que organiza la Asamblea Nacional Catalana (ANC) con el lema 'Vía catalana hacia la independencia'.

Hasta ahora, el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, ya ha mostrado su "predisposición" a acudir a la cita, mientras que la vicepresidenta, Joana Ortega (UDC), opinó que los que vayan deberían hacerlo a título personal, no como miembros del Gobierno catalán.

Por ahora, la única baja confirmada es la del consejero de Interior, Ramón Espadaler, que argumentó que no participará porque debe coordinar el dispositivo de seguridad de la Diada, mientras que el consejero de Salud, Boi Ruiz, explicó que, si finalmente no pudiera acudir por sus responsabilidades en el departamento, su presencia será "anímica".

ALGUNOS SE ESCUDAN EN SUS RESPONSABILIDADES

"Si yo no puedo estar físicamente porque, por mi cargo de responsabilidad, creo que debo estar en el centro de emergencias médicas, estaré anímicamente", señaló el consejero de Salud, cuya asistencia también abordará este martes.

Se repite así la situación del año pasado por las mismas fechas, cuando el gobierno catalán también tuvo que decidir si acudía o no a la manifestación soberanista que recorrió las calles de Barcelona con el lema 'Cataluña nuevo Estado de Europa'.

Entonces se dio libertad a los consejeros, y una gran mayoría decidió ir, mientras que el presidente Artur Mas (CDC) fue la ausencia más destacada, y argumentó que "como presidente no podría ir" porque se debe a todos los catalanes, también a los que no son soberanistas.

Finalmente, el día de la manifestación el gobierno catalán se volcó en la marcha y la mayoría de consejeros asistieron con la vicepresidenta Ortega al frente, y acompañados por el alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CDC), y hasta el líder de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran (UDC), que acudió con muletas.

PRÓRROGA PRESUPUESTARIA

La reunión de este martes también servirá para aprobar la prórroga definitiva de los presupuestos de 2012 para 2013, una decisión que anunció el presidente Mas a principios de agosto.

Esta aprobación llegará mientras el Gobierno catalán y ERC ya negocian las cuentas de 2014, que como principal novedad deberían incluir un importante paquete de nuevos impuestos que el partido de Junqueras exige para paliar los recortes.

Fuentes conocedoras de los contactos han explicado a Europa Press que ERC quiere crear una ley por cada impuesto nuevo que se cree, lo que generaría un importante volumen de trabajo para el Parlamento catalán, ya que los republicanos quieren que los tributos estén en vigor el 1 de enero.

Consideran que esta es la forma adecuada de crear los tributos que son nuevos, ya se garantiza su correcta definición y hace más fácil defenderlos de impugnaciones externas que puedan llegar, como por ejemplo las del Gobierno central.

El Gobierno catalán es más partidario de incluir las nuevas tasas en la ley de acompañamiento de las cuentas, lo que facilitaría su tramitación parlamentaria, que debería empezar en octubre si se quieren cumplir los plazos.