El Gobierno asegura que la reforma laboral ha evitado 225.800 despidos en un año

Báñez reitera que "la reforma laboral está hecha" y abre la puerta sólo a "alguna rectificación".

El informe sobre el impacto de la reforma laboral elaborado por el Gobierno en cumplimiento de las recomendaciones de la UE concluye que ha logrado evitar 225.800 empleos en su primer año de aplicación.

 

Según ha indicado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, pese a la crisis, "la reforma ha logrado contener la destrucción del empleo, aumentar la flexibilidad y reducir la dualidad". "La reforma está cumpliendo con sus objetivos iniciales", ha concluido.

 

Por ello, la ministra de Empleo, que ha recordado que el informe tendrá que ser evaluado previsiblemente en otoño por la OCDE, ha abierto la puerta a incluir "alguna rectificación o modificación" en la reforma si así lo sugiriera el organismo independiente, pero ha insistido en que en lo fundamental "está hecha".

 

Asimismo, incide en que la economía española será capaz de generar empleo a partir de una tasa de crecimiento de entre el 1% y el 1,2%. "La reforma siempre es coherente con la situación económica en la que se desarrollen sus efectos", ha añadido Báñez.

 

A partir de ahí, el informe arroja un balance positivo de la nueva regulación del empleo muy pormenorizado. Así, indica que la tasa de desempleo se ha reducido desde el 18% en el segundo trimestre de 2012 hasta el 5% en el mismo periodo de este año, "a pesar de la contracción de la actividad".

 

En paralelo, el informe señala que la evolución del empleo autónomo ha sido más favorable en los últimos nueve trimestres, especialmente en los posteriores a la reforma laboral, frente a la caída experimentada al inicio de la crisis. De hecho, el empleo autónomo representa el 21,8% del empleo privado.

 

Por otro lado, el balance del Gobierno hace hincapié en que la reforma laboral ha introducido mayor flexibilidad en el marco laboral, al potenciar la movilidad y facilitar la modificación de las condiciones de trabajo para evitar en lo posible los despidos.

 

En este sentido, apunta que hasta un 27% de las empresas de más de 250 trabajadores han aplicado medidas de modificación de las condiciones de trabajo.

 

Así, precisa se han producido 2.149 inaplicaciones de convenios desde su entrada en vigor que han afectado a 118.000 trabajadores, y al mismo tiempo ha logrado reducir el absentismo injustificado en un 13,8%.

 

Estos cambios, unidos al pacto de rentas alcanzado por patronal y sindicatos, han propiciado que el nivel de los costes laborales unitarios sean menor que en 2007, lo que redunda en una mayor competitividad de la economía.

 

Otro de los logros de la reforma laboral, según ha explicado la ministra de Empleo ha sido el mayor uso del contrato de formación y aprendizaje, con un incremento del 64% sólo en el primer semestre de este año.

 

En cuanto al tercer propósito cumplido por la reforma laboral, el de reducir la dualidad, Báñez ha destacado que las contrataciones indefinidas iniciales han aumentado un 4,8%, mientras que las de tiempo parcial lo han hecho en un 3,3%, en paralelo a una reducción de la temporalidad desde el 25% en el cuarto trimestre de 2011 al 23,1% del último trimestre.

 

Según ha explicado la ministra de Empleo, parte de este proceso se ha debido al "buen funcionamiento" de los contratos de apoyo a emprendedores, a través de los cuales se han incorporado unas 120.000 personas al mercado de trabajo, el 40% de ellos jóvenes.

 

Además, Báñez ha asegurado que un 60% de estos contratos, que cuentan con un año de prueba tras el cual, en caso de no renovación, no existe indemnización alguna, se mantiene una vez superada dicha fase. Este porcentaje en el caso de los contratos indefinidos ordinarios es del 64%.

 

Por otro lado, el Gobierno ha arrojado un balance del control del fraude en el empleo, que refleja que desde la entrada en vigor de la reforma laboral se han realizado 334.215 inspecciones en esta materia y se han aflorado 130.512 empleos.

 

Además, desde 2012 se han ahorrado 3.161 millones de euros como consecuencia del trabajo de verificación y control de las prestaciones por desempleo.

 

Por último, se han realizado 35.761 inspecciones sobre empresas ficticias, de las que han resultado 3.523 infracciones.