El Gobierno aprobará nuevas reformas "imprescindibles"

El presidente del Gobierno comparecerá la próxima semana en el Congreso de los Diputados (el 11 de julio) para plantear los resultados del Consejo Europeo
La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que el Gobierno presentará nuevas reformas "absolutamente imprescindibles" para volver a crecer y crear empleo y para modernizar el país.

"El Gobierno seguirá con el proyecto reformista que le llevó a ganar las elecciones", ha dicho Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde no ha querido precisar las iniciativas que se pondrán en marcha, que se irán presentando a medida que se aprueben.

En cualquier caso, ha asegurado que el Gobierno se ceñirá a la senda de reformas que ha defendido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desde el debate de investidura y que se ha concretado ahora en un plan de reformas que ya se ha remitido a las autoridades europeas y se ha ido cuantificando a lo largo de este tiempo.

A pesar de no concretar ninguna de las medidas, sí ha dicho que el Gobierno irá ahormando las reformas que considere "imprescindibles" para cumplir con la consolidación fiscal, avanzar en las reformas estructurales y culminar la reestructuración financiera.

En concreto, se ha referido a la necesidad de abordar reformas para reorganizar el gasto público y la estructura de todas las administraciones, así como para mejorar la competitividad en diversos ámbitos de la economía.

Preguntada por la posibilidad de que el Gobierno reduzca la duración de la prestación por desempleo, Sáenz de Santamaría no ha confirmado ni descartado esta medida y se ha limitado a decir que por el momento el Gobierno "está trabajando en medidas de lucha contra el fraude" en el cobro de prestaciones por desempleo.

Según ha señalado, "lo que el Gobierno ha aprobado" es la remisión al Consejo Económico y Social (CES) del anteproyecto de Ley de lucha contra el empleo irregular y el fraude en la Seguridad Social.

Esta futura ley, ha recordado, tratará de evitar el uso fraudulento de estos recursos públicos, lo que implicaría de alguna manera una reducción del gasto. En cualquier caso, la vicepresidenta del Gobierno recalcó que la prestación por desempleo "no deja de ser un subsidio" que parte de los Presupuestos y en última instancia de los impuestos que pagan los contribuyentes.

La pasada semana, el Gobierno presentó el balance de una campaña de inspección desarrollada durante los primeros seis meses del año, que ha permitido detectar 4.000 beneficiarios de prestaciones por desempleo que la compatibilizaban con trabajos 'en negro'.

Preguntada por los tiempos del Gobierno para aprobar las reformas, la vicepresidenta ha recordado que lo primero es presentar el techo de gasto que servirá de base para el Presupuesto de 2013, que permitirá conocer también el límite de gasto de las comunidades por primera vez.

ADELANTARÁN FUTURAS MEDIDAS
Una vez aprobado el límite de gasto no financiero, el Gobierno iniciará la elaboración de las cuentas del año que viene e incluirá las medidas necesarias para cumplir los objetivos de déficit pactados con Bruselas.

Y para ir "más allá", el Gobierno se comprometió a presentar un plan económico financiero con medidas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de 2012 y 2013 y cierta perspectiva de 2014.

Además, ha recordado que el presidente del Gobierno comparecerá la próxima semana en el Congreso de los Diputados (el 11 de julio) para plantear los resultados del Consejo Europeo y para presentar las líneas generales de la política económica del Ejecutivo.

PIDE SERENIDAD
Por otro lado, Sáenz de Santamaría ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a pesar de la situación económica al decir que siempre hay que mantener el horizonte de la estabilidad, tanto cuando sube la bolsa y baja la prima de riesgo como cuando el escenario es el inverso.

"Hay que tratar de mantener esa serenidad (..) y saber lo que tenemos que hacer", ha señalado la vicepresidenta, tras recordar que el último consejo europeo marcó una senda a corto, medio y largo plazo que se debe cumplir "en su tiempo y a tiempo" para garantizar la estabilidad de la eurozona.