El Gobierno aprobará hoy nuevas medidas económicas para hacer frente a la crisis

Las medidas, tal y como ha avanzado el Gobierno, serán ambiciosas y afectarán a diversos ámbitos de la economía, como el mercado interno de bienes y servicios, el sistema financiero, el de pensiones y el mercado laboral

El Gobierno de Mariano Rajoy aprobará este viernes nuevas medidas económicas para hacer frente a la crisis y cumplir con las exigencias de Bruselas, que pide a España compromisos a medio y largo plazo para reducir el déficit público.

 

   Las medidas, tal y como ha avanzado el Gobierno, serán ambiciosas y afectarán a diversos ámbitos de la economía, como el mercado interno de bienes y servicios, el sistema financiero, el de pensiones y el mercado laboral.

 

   Además, incluirán algún cambio fiscal para fomentar la actividad de las pequeñas y medianas empresas e intentarán hacer frente a una de las mayores lacras de la economía: la falta de crédito.

 

   Todas las iniciativas se incluirán en el plan nacional de reformas, que también repasará las medidas ya realizadas y las que aún están en marcha. Este plan será enviado a Bruselas antes de que acabe abril para poner de manifiesto el esfuerzo que está haciendo el país para superar la crisis.

 

   El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que el plan no incluirá subidas de impuestos como el IRPF e IVA, tasas que no quiere tocar al menos en 2013, aunque la decisión final dependerá de la evolución de la economía y de los nuevos objetivos de déficit.

 

   Sí se incluirá, en cambio, un nuevo impuesto de circulación vinculado a criterios medioambientales, que dejará de estar vinculado a los caballos fiscales de los vehículos y dependerá del grado de contaminación de los mismos, medido por sus emisiones de CO2, NOx y partículas. Entrará en vigor en 2014.

 

   Otra de las medidas que se incluirá en el plan será un nuevo régimen especial en el IVA para evitar que se tenga que ingresar el impuesto cuando no se haya cobrado la factura correspondiente.

 

   Por otro lado, el Gobierno movilizará casi 45.000 millones para mejorar la financiación de las empresas a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y de nuevos instrumentos y favorecerá fiscalmente la innovación empresarial.

 

   Está por ver si el plan ofrece nuevas pinceladas sobre la reforma energética que el Gobierno quiere plantear antes del verano o si detalla el nuevo plan de pago a proveedores, que estará vinculado a la directiva europea de morosidad.

 

   El Ejecutivo también tiene pendiente la constitución de un gran regulador bajo el nombre de Comisión Nacional de Mercados y Competencia, así como la aprobación definitiva la ley de unidad de mercado, la de transparencia y la ley de emprendedores.

 

   Aunque la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado que el plan no incluirá cambios en las prestaciones por desempleo ni rebajas en las pensiones, sí modificará los criterios de reparto para las políticas activas y puede avanzar algo sobre la propuesta que ha enviado el Gobierno al Pacto de Toledo para definir el factor de sostenibilidad de la Seguridad Social, que abre la puerta a elevar la edad de jubilación más allá de los 67 años.

 

ACTUALIZACIÓN DEL CUADRO MACRO

 

   En cualquier caso, el plan de reformas irá acompañado de un nuevo cuadro macroeconómico con nuevas previsiones sobre actividad y empleo. El cuadro actual del Gobierno aún contempla oficialmente una caída del PIB del 0,5% este año y un incremento del 1,2% el año que viene.

 

   Estas cifras han quedado muy desfasadas por las revisiones de otros organismos económicos e instituciones, que estiman descensos del PIB próximos al 1,5% este año y crecimientos inferiores al 1% para 2014. En esta línea, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ya ha avanzado que planteará una caída de entre el 1% y el 1,5% este año y un incremento próximo al 1% en 2014.

 

   En materia de empleo, el Gobierno aún prevé tasas de paro del 24% y del 23% para 2013 y 2014, mientras que el resto de analistas ve difícil que la tase baje del 26% antes de 2015. De hecho, la tasa de paro ha superado ya el umbral del 27% en el primer trimestre de 2013, con 6,2 millones de desempleados.

 

   El equipo económico de Mariano Rajoy ya ha dicho que tendrá en cuenta las actualizaciones que han hecho todos estos organismos a la hora de plantear sus nuevas cifras que, en todo caso, contemplarán el fin de la recesión en 2013.

 

   De hecho, el Ministerio de Economía espera que el PIB se contraiga cinco o seis décimas en el primer trimestre, que la caída se modere entre abril y junio, que se aproxime a cero en el tercer trimestre y que haya cierto crecimiento en la última parte del año.

 

NUEVOS OBJETIVOS DE DÉFICIT

 

   Por otro lado, el plan de reformas y el nuevo cuadro macroeconómico irán también acompañados de una actualización del programa de estabilidad para los próximos tres años, con nuevos objetivos de déficit una vez cerrado el dato de 2012 (6,98%).

 

   En el programa anterior, el Gobierno planteó un déficit público del 4,5% para este año, del 2,8% para el año que viene y el 1,9% para 2015, cifras que ahora considera muy exigentes tras el esfuerzo realizado en 2012.

 

   De hecho, el Gobierno espera obtener uno o dos años más de Bruselas para cumplir el pacto de estabilidad y dejar el saldo negativo de las cuentas por debajo del 3% en 2015 o 2016 con el objetivo de no estrangular la economía y tener cierto margen para fomentar el crecimiento.

 

CERCA DEL 6% EN 2013

 

   Por este motivo y después de muchas negociaciones con la Comisión, lo más probable es que el Ejecutivo plantee un déficit próximo al 6% para 2013, lo que le obligaría a hacer un ajuste de otros 10.000 millones de euros a lo largo del año.

 

   Una vez que Bruselas reciba y valore las nuevas previsiones del Gobierno y sus planes para que las cifras se materialicen, tomará una decisión sobre España y, probablemente, le dará más tiempo para cumplir lo pactado.