El Gobierno anuncia un "sólido ajuste" en presupuesto para el año 2013

"La idea según la cual los ajustes nacionales deben corresponderse con ajustes presupuestarios a nivel europeo es incorrecta"
El secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, ha anunciado este lunes que el Gobierno hará un "sólido ajuste" en el presupuesto para 2013 que se presenta este jueves y ha pedido a la Unión Europea que compense los recortes nacionales manteniendo las ayudas comunitarias.

"La idea según la cual los ajustes nacionales deben corresponderse con ajustes presupuestarios a nivel europeo es incorrecta", ha dicho Méndez de Vigo en un debate público sobre el marco presupuestario de la UE para el periodo 2014-2020. "Yo creo en el efecto multiplicador del presupuesto comunitario", ha defendido.

A su juicio, recortar el presupuesto de la UE contradice además la agenda de crecimiento que aprobaron en junio los líderes europeos. "Tiene poco sentido y políticamente es difícil de entender", ha insistido.

"Vamos a ser contribuyentes netos en este marco financiero y sin embargo seguimos manteniendo la misma filosofía política que cuando no lo ramos", ha insistido el representante del Gobierno. La oposición a los recortes en el presupuesto de la UE, ha proseguido, es además la posición "de un país que este mismo jueves va a presentar un sólido ajuste en su presupuesto nacional".

"Hay que tener en cuenta la crisis económica que estamos padeciendo y ayudar a los países que están en una peor situación", ha indicado.

Si finalmente hay recortes, Méndez de Vigo ha pedido que no afecten ni a la política agrícola común ni a las ayudas a las regiones. "Han sufrido un ajuste en la propuesta de la Comisión y por lo tanto, si se celebra un segundo ajuste, será un doble ajuste sobre la política agrícola común y la política de cohesión", ha dicho.

El secretario de Estado para la UE ha reclamado que, a la hora de calcular las ayudas a las regiones, se usen los datos sobre PIB más actualizados para tener en cuenta el impacto de la crisis y que se revisen a mitad del periodo. También ha pedido que se mantengan las ayudas específicas para Canarias, en tanto que región ultraperiférica, y para Ceuta y Melilla.

En materia de política agrícola común, Méndez de Vigo ha rechazado que se reduzcan los pagos directos por hectárea, lo que a su juicio es una "línea roja", y ha pedido que el nuevo fondo para crisis en el sector agrícola esté fuera del marco presupuestario.