El Gobierno analizará "con mucho rigor y prudencia" el programa del BCE

"Son decisiones que no se pueden tomar a bote pronto ni de la noche a la mañana"

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que el Gobierno analizará con "rigor y prudencia" el programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE) para tomar una decisión sobre el rescate en función de los intereses de los españoles.

Así lo ha señalado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha explicado que las cosas "tan importantes" para el interés general y el futuro de los españoles deben analizarse "con calma y prudencia".

"Son decisiones que no se pueden tomar a bote pronto ni de la noche a la mañana porque tienen implicaciones importantes para el país y para el futuro de los españoles", ha dicho la portavoz, tras asegurar que el Ejecutivo sopesará "todos y cada uno" de los elementos. "Eso es lo que vamos hacer", ha insistido.

RESPUESTA A LA PATRONAL
De hecho, Sáenz de Santamaría ha pedido esa misma "prudencia" a todo el mundo, especialmente a las organizaciones empresariales como CEIM, cuyo presidente, Arturo Fernández, ha pedido este viernes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que tome una decisión sobre la petición de un rescate total a la UE "lo más pronto posible".

La vicepresidenta ha insistido en que sobre estas cuestiones no se puede opinar "a bote pronto", porque se está hablando de los intereses y el futuro de un país. "Respeto la opinión de todos, pero es el momento de que todos seamos muy prudentes", ha señalado, tras reiterar que las decisiones hay que tomar con "el debido sosiego y un conocimiento profundo" del tema.

Sáenz de Santamaría también ha pedido "prudencia" al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Se lo pido a todo el mundo, y a los líderes políticos más, sobre todo cuando algunos como él han estado en esta misma mesa que estamos hoy", ha señalado.

CONDICIONES
En cuanto a las condiciones de la posible ayuda, la portavoz ha asegurado que aún no se han detallado, aunque se irán concretando en los próximos días, teniendo siempre en cuenta la regulación de los mecanismos que comprarán la deuda.

En este sentido, ha recordado que la próxima semana se celebrará un Eurogrupo y un Ecofín (reunión de ministros económicos) y que allí se seguirá hablando y analizando el tema. A su parecer, hay que respetar los procedimientos, que serán además los que aportarán un conocimiento "certero" sobre el asunto.

Así, ha pedido una vez más "prudencia" porque al tomar decisiones que afectan a 45 millones de personas hay que hacerlo contando con "todos los elementos de juicio" sobre la mesa. "Eso es lo que está intentando este Gobierno", ha añadido.

En cualquier caso, ha afirmado que la nueva posición del BCE supone "un punto importante" para garantizar la irreversibilidad del euro, puesto que pone de manifiesto su intención de actuar como autoridad monetaria y cumplir sus obligaciones para defender y garantizar la estabilidad del euro.

COMPORTAMIENTO FAVORABLE EN LOS MERCADOS
Esta decisión del BCE, según Sáenz de Santamaría, explica el "favorable comportamiento" de los mercados en las últimas horas, aunque hay que tener el "suficiente tino" para valorar la situación y esperar a conocer el detalle y las condiciones del programa.

A su parecer, lo realmente "positivo" es que todos los países trabajarán por la irreversibilidad de la moneda única tras haberse demostrado que parte del incremento de las primas de riesgo se debe a la incertidumbre de los mercados y la falta de confianza.

Preguntada por si Rajoy ha hablado con el presidente italiano, Mario Monti, en las últimas horas, la vicepresidenta se ha limitado a decir que el jefe del Ejecutivo habla habitualmente con muchos líderes europeos y que lo seguirá haciendo en el futuro.