El Gobierno advierte a los presos de ETA que el Estado de Derecho "no puede ser sometido nunca a chantaje"

La ministra ha dejado claro que el Gobierno está cumpliendo con la Legislación vigente en relación con el preso de ETA
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado hoy, en declaraciones a Europa Press, que el Gobierno no va a admitir nunca ningún chantaje de ETA, ni de los presos de la banda terrorista, muchos de los cuales se han puesto en huelga de hambre para pedir la libertad de uno de los secuestradores de Ortega Lara que está enfermo.

En este sentido, la ministra ha dejado claro que el Gobierno está cumpliendo con la Legislación vigente en relación con el preso de ETA

Iosu Uribetxeberria Bolinaga, quien fue trasladado el pasado 1 de agosto desde la cárcel de León hasta un hospital del País Vasco, donde va a ser evaluada la gravedad del cáncer que padece.

"El Gobierno cumple con la Ley Penitenciaria, con el Código Penal y el Estado de Derecho no puede ser sometido nunca a chantaje", advirtió la titular de Fomento.

La huelga de hambre de los presos de ETA fue iniciada la pasada semana por 13 internos de la cárcel de Sevilla II. Pero este fin de semana se han ido sumando otros presos de ETA de las cárceles de: Granada, Picassent, Alicante II, Castellón II, Herrera de la Mancha, Puerto II (Cádiz), Navalcarnero (Madrid). La última cifra faciltada este lunes por Interior superaba ya el centenar de internos.

Entre los presos que están apoyando esta movilización para que el Gobierno excarcele al secuestrador de Ortega Lara se encuentra el líder abertzale Arnaldo Otegi, quien anunció que se sumaba ayer a la huelga a través de un comentario en su cuenta personal de Twitter, que gestiona su hijo. "En solidaridad con Iosu, comenzamos una huelga de hambre indefinida en la prisión de Logroño", afirmó.

Sin embargo, el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ya aseguró el pasado viernes que la liberación de Uribetxeberría no iba a depender del número de etarras que se pusieran en huelga de hambre, sino del resultado de pruebas médicas que se le practicaron el mismo viernes.

Y hoy, la ministra de Fomento ha dejado claro que el Gobierno aplicará la Ley porque el Estado de Derecho no puede ser sometido "nunca a chantaje".