El Gobierno admite que la supresiĂłn de la paga extra a los funcionarios "no ayudarĂĄ a la mejora del consumo"

Reconoce que "en la actualidad" no se prevĂŠ volver a incrementar la jornada de los empleados pĂşblicos

El Gobierno reconoce que la eliminaciĂłn de la paga extraordinaria de diciembre a los empleados pĂşblicos "no ayudarĂĄ a la mejora de un consumo ya retraĂ­do", dado que esos ingresos se suelen dedicar, al menos "en parte", a "los gastos propios del periodo navideĂąo".

AsĂ­ consta en una respuesta parlamentaria que recoge Europa Press y que estĂĄ dirigida a la portavoz socialista en materia de AdministraciĂłn PĂşblica, Meritxell Batet.

El Ejecutivo justifica no obstante su decisiĂłn de eliminar la paga extra de diciembre en el programa de consolidaciĂłn fiscal y reducciĂłn del dĂŠficit pĂşblico, y recuerda que la caĂ­da del comercio se remonta hasta 2007.

ES CULPA DE LA "INACCIÓN" DEL PSOE
"Partimos de una situaciĂłn ya negativa. Hay una serie de razones, que ya se dieron en la etapa de gobierno anterior, que han provocado un descenso continuado del consumo y por lo tanto de las ventas, y la principal es la falta de adopciĂłn de medidas, asĂ­ como el alto nivel de paro consecuencia de la polĂ­tica del Gobierno anterior y de su inactividad para hacer frente a estos problemas", acusa el Ejecutivo 'popular'.

En este sentido, asegura que si no se hubieran tomado este tipo de decisiones "se habrĂ­a producido con una elevada probabilidad una grave situaciĂłn de restricciĂłn crediticia cuyas consecuencias habrĂ­an tenido una incidencia negativa sobre los niveles de producciĂłn y consumo muy superior a la que se pueda derivar de la aplicaciĂłn de las medidas".

Con respecto a la aplicaciĂłn de la supresiĂłn de la paga extraordinaria a los miembros del Gobierno --cuyas retribuciones no incluyen este concepto--, se precisa que "se reducirĂĄ una catorceava parte de las retribuciones totales anuales" que perciben.

NO HABRÁ AUMENTO DE JORNADA
En otra respuesta parlamentaria, tambiĂŠn a la diputada Batet, el Ejecutivo asegura que, "en la actualidad, no existen previsiones para la ampliaciĂłn de la jornada de los empleados pĂşblicos" mĂĄs allĂĄ de la ya adoptada en los Presupuestos de 2012, que fija un promedio semanal no inferior a las 37 horas y media para los funcionarios de todos los niveles de la AdministraciĂłn sin conseguir con ello ningĂşn incremento retributivo.

"La finalidad de esta medida se vincula con los objetivos del Gobierno de reducciĂłn del gasto pĂşblico y de cumplimiento de los compromisos de dĂŠficit pĂşblico y, en concreto, con el fin de mejorar la eficiencia del funcionamiento de las administraciones pĂşblicas y la productividad de los empleados pĂşblicos", explica el Ejecutivo en su respuesta.

En este sentido, tampoco se contratarĂĄ personal estatutario temporal ni funcionarios interinos, "salvo en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables que se restringirĂĄn a los sectores, funciones y categorĂ­as profesionales que se consideren prioritarios o que afecten al funcionamiento de los servicios pĂşblicos esenciales" ni en 2012 ni en 2013.

En su lugar, el Ejecutivo abordarĂĄ una "redefiniciĂłn de los criterios de ordenaciĂłn de los recursos humanos, un redimensionamiento de las estructuras, y un reordenamiento de las competencias, evitando duplicidades administrativas y una provisiĂłn mĂĄs eficiente de los servicios pĂşblicos mediante la asignaciĂłn de los recursos humanos disponibles a las autĂŠnticas prioridades de la organizaciĂłn".