El futuro del planeta puede pasar por un proyecto que se gesta en Salamanca

Representantes de las entidades colaboradores e investigadores del proyecto (Foto:F.Rivas)

Investigadores de Salamanca trabajan en un prototipo que elimina el CO2 de las emisiones industriales

Un grupo de investigadores trabaja en un dispositivo que, de implantarse, podría eliminar en una cantidad “muy próxima al cien por ciento” las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes emitidas por las centrales convencionales de generación de energía eléctrica y las plantas industriales.

 

Se trata del proyecto de I+D denominado ‘Sigma’, que se encuentra actualmente en fase de laboratorio pero que podría empezar a comercializarse en unos cuatro años, en principio a “pequeña escala” y luego a mayor nivel internacional.

 

Iberdrola Ingeniería, el Centro de Láseres Pulsados (CLPU)  y la Universidad de Salamanca (USAL), promotores de esta iniciativa, han realizado una demostración de los primeros resultados del proyecto que conseguirá que, mediante radiación láser ultracorta-ultraintensa, se ionicen de forma “eficiente” y se separen los gases contaminantes generados en estas instalaciones.

 

El director del proyecto ‘Sigma’, Carlos Padilla, ha explicado que la idea es que estos gases, una vez tratados, puedan ser utilizarlos como materias primas en otras industrias, como empresas fertilizantes o de conservas de alimentos.

 

De esta forma, gracias a un dispositivo “muy simple” con tecnología láser, se evitaría la emisión de dióxido de carbono desde las centrales de producción de energía y de la industria con su consiguiente mejora del medio ambiente y reducción del coste de emisiones, ha explicado Padilla.

 

 

A la presentación han asistido el director de la Cátedra Iberdrola de la USAL, Francisco Labajos; el director del CLPU, Luis Roso; y el director de Innovación de Iberdrola Ingeniería, Luis Malumbres, junto al director del proyecto, Carlos Padilla, junto a investigadores participantes como çAlvaro Peralta y César Raposo.

 

 

PROYECTO SIGMA

 

 

El proyecto Sigma inició su andadura en el año 2011, con un presupuesto superior a los 2,5 millones de euros y una duración prevista de cuatro años. Está incluido dentro del programa de apoyo a la I+D+i Innpacto y dispone de financiación del Ministerio de Economía y Competitividad.

 

En él participan Iberdrola Ingeniería, como coordinador del mismo, la Universidad de Salamanca, a través del Servicio General de Espectrometría de Masas, y el Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos.

 

El CLPU es un centro constituido por el Ministerio de Economía y Competitividad, la Junta de Castilla y León y la Universidad de Salamanca, tres entidades que en 2007 aunaron fuerzas para implementar en Salamanca la hoja de ruta de las infraestructuras científico-tecnológicas singulares, gracias a la cofinanciación de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER).

 

CÁTEDRA IBERDROLA

 

Esta iniciativa es una de las que desarrollan de forma conjunta la compañía eléctrica y la Universidad de Salamanca en el marco de la Cátedra Iberdrola, cuyo objetivo es fomentar la transferencia de conocimiento entre la universidad y la empresa, impulsando la formación, el desarrollo tecnológico y la innovación en áreas de especial interés para ambas organizaciones.

 

SIGMA se enmarca, además, en la política de Iberdrola Ingeniería de llevar a cabo sus proyectos con “un alto grado de innovación”. De hecho, esta filial es, por sus capacidades tecnológicas, “una de las ingenierías de referencia en el sector energético mundial, con capacidad para competir en los mercados internacionales”, según ha indicado la compañía.