El fútbol profesional cerró 2013 con una deuda de 6,9 millones con la Seguridad Social, tras subir en diciembre

Asamblea de la LFP

Los clubes de fútbol profesional de Primera y Degunda División cerraron el ejercicio 2013 con una deuda acumulada con la Seguridad Social de 6,9 millones, tras un repunte en el mes de diciembre, según datos del Gobierno. 

En respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el diputado de IU por Asturias, Gaspar Llamazares, el Gobierno señala que, a fecha 31 de diciembre de 2013, la deuda total con la Seguridad Social de los clubes de Fútbol profesional de Primera y Segunda división ascendía a 6.910.075,91 euros, según los datos obtenidos del Fichero General de Recaudación de la Seguridad Social.

Se trata de una cifra superior a la que había un mes antes pues en otra respuesta parlamentaria, esta vez a la diputada del BNG Rosa Fernández, el Ejecutivo cifraba la deuda total con la Seguridad Social en 6.604.477,55 euros, según el mismo Fichero General de la Seguridad Social.

Lo que no precisa el Gobierno es el reparto de esa deuda entre los distintos clubes de fútbol profesional, alegando que la Ley de la Seguridad Social y la Ley de Protección de Datos le impiden facilitar el detalle individualizado de la deuda, "toda vez que los datos informes o antecedentes obtenidos por la Administración de la Seguridad Social en el ejercicio de sus funciones tienen carácter reservado".

EL FÚTBOL NO RECIBE TRATO PREFERENCIAL

En todo caso, el Gobierno garantiza que a los clubes de fútbol se les trata igual que a los demás sujetos afectados por el sistema de la Seguridad Social: "El procedimiento recaudatorio aplicable a los clubes en nada difiere del establecido con carácter general para el resto", proclama el Ejecutivo.

Lo mismo asegura en relación con la deuda de los clubes con Hacienda: "la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) trata a todos los deudores por igual con arreglo a la legislación vigente", responde el Gobierno al diputado socialista Manuel Pezzi.

Y niega que el fútbol profesional reciba un trato más flexible por parte de Hacienda: "La Agencia Tributaria actúa sometida a la legislación vigente y en defensa del interés público, en todo caso, y de acuerdo con éstos trata a todos los deudores, con unidad de criterio en sus actuaciones, sin que exista un trato diferente por sectores", añade en su respuesta a Llamazares.

Eso sí, vuelve a denegar a los diputados las cifras de la deuda de los clubes de fútbol con el fisco, alegando que la Ley General Tributaria de 2003 establece que "los datos obtenidos por la Administración Tributaria tienen carácter reservado y sólo podrán ser utilizados para la efectiva aplicación de los tributos o recursos cuya gestión tenga encomendada, sin que puedan ser cedidos o comunicados a terceros".

"Su difusión implicaría la cesión de información de carácter tributario no permitida por la Ley al no encontrarse recogidos dichos supuestos en ninguna de las excepciones legales previstas", explica el Gobierno, que considera que "las obligaciones de publicidad de la información contable de los clubes están adecuadamente atendidas a través de la publicidad otorgada por el Registro Mercantil y la publicidad que se da a socios, abonados y accionistas".

No obstante, el hecho de no facilitar las cifras al Congreso no impide al Gobierno proclamar que la deuda está disminuyendo, como así se recuerda al diputado de UPyD Toni Cantó acogiéndose precisamente a esos datos de la Agencia Tributaria, que sí puede manejar el Ministerio de Educación y Deporte.