El fútbol, injusto con el Valencia, brillante con el Sevilla

Un tanto de M'Bia en el minuto 94 del partido le dio al Sevilla el pase a la final de la otrora Copa de la UEFA pese a que el Valencia remontase con un 3 - 0.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

VALENCIA CF: Alves; Pereira, Costa, Mathieu, Bernat; Keita, Parejo (Javi Fuego, min.78); Feghouli, Vargas, Piatti (Cartabia, min.61); y Jonas (Barragán, min.84).

  

SEVILLA FC: Beto; Coke, Pareja, Fazio, Navarro (Moreno, min.71); M'bia, Carriço; Reyes (Marin, min.78), Rakitic, Vitolo; y Bacca (Gameiro, min.65).

 

GOLES:

 

   1 - 0, min.15, Feghouli.

   2 - 0, min.26, Beto, en propia puerta.

   3 - 0, min.69, Mathieu.

   3 - 1, min.95, M'Bia.

 

ÁRBITRO: Milorad Mazic (SER). Amonestó a Bernat (min.54), Diego Alves (min.82) y Mathieu (min.93) en el Valencia. Y a Carriço (min.86) en el Sevilla.

 

ESTADIO: Mestalla.

Un gol del camerunés Stéphane M'Bia permitió al Sevilla clasificarse para la final de la Europa League de Turín, gracias a un gol de cabeza en el minuto 94 que dejó al Valencia sin consuelo, eliminado tras haber tenido el pase en su mano durante los últimos 20 minutos.

 

La fiesta se estaba preparando en Mestalla cuando apareció M'Bia, que batió a Diego Alves en el últimos suspiro. La peor de las crueldades en el fútbol la sufrió un Valencia que había hecho lo más difícil. Tras haber remontado el 2-0 de la ida, apenas unos segundos separaban a los 'ches' de una nueva final diez años después.

  

Los goles de Feghouli, Jonas y Mathieu, éste último en el minuto 70, daban el billete a los valencianos, quienes ya se habían acostumbrado a las remontadas tras el 5-0 al Basilea en cuartos de final. Sin embargo, el premio final fue para los de Nervión, que pelearán nuevamente por un título que consiguieron en 2006 y 2007.

  

No obstante, el inicio del partido ofreció un Sevilla que --a la media hora-- había desperdiciado la ventaja conseguida en el Pizjuán. El hambre del Valencia, y el mal planteamiento de los andaluces pronto puso las cosas de cara para el conjunto de Mestalla.

  

Arropado por una grada a rebosar, el Valencia no tardó mucho en dar el primer aviso y alertar a los de Emery. El técnico vasco, que celebró el gol con una carrera infinita por la banda, regresaba a la que fue su casa durante cuatro temporadas. Así, una acción personal de Feghouli supuso el 1-0 a los 15 minutos. El disparo del argelino, que tocó en Fazio, batió a Beto con mucha violencia.

  

Desde ese momento nacieron los mejores minutos del equipo de Pizzi, que cercó al Sevilla en torno a su área. El gran trabajo de Parejo, líder absoluto de la medular 'che', rápido comenzó a surtir efecto y Jonas, tras un centro excelente de Bernat, puso el 2-0 que dejó helado a los sevillistas. El balón golpeó en Beto y el árbitro le otorgó el gol al meta portugués en propia meta.

  

El remate del brasileño, que también tocó en el larguero, sepultó el trabajo del Sevilla del partido de ida y dejaba --a punto de caramelo-- el billete para los locales. Pizzi pidió calma, consciente de que aún tenían una hora para conseguir el tercer tanto y enterrar a su rival.

  

Pero antes de que el Valencia sentenciase su presencia en Turín, el Sevilla falló la ocasión más clara en botas de José Antonio Reyes. El de Utrera estrelló el cuero en el pecho de Diego Alves. Un disparo a boca jarro, a escasos metros de la línea de gol, que pudo haber cambiado el partido a diez minutos del descanso.

  

En la segunda mitad, el Valencia llevó las riendas hasta que consiguió lo que quería: el tercer gol. Un córner sin dueño, que quedó vivo y coleando en el corazón del área, fue aprovechado por Mathieu, que la hundió. El 3-0 descorchó los primeros cohetes, pero --cuando iba a empezar la celebración 'che'-- apareció la cabeza de M'Bia para dar la gloria al Sevilla.