El fuego arrasa el doble de hectáreas en lo que va de año que en 2013 y 2014

Avión antiincendios

Los incendios como el de la sierra de Gata, que superan las 500 hectáreas, y la superficie total arrasada por el fuego en lo que va de año supera ampliamente los datos de los dos años pasados hasta el 26 de julio.

Así, en lo que va de 2015, se han quemado un total de 52.227 hectáreas, bastante más del doble que en el mismo periodo de 2013, cuando se quemaron 20.947 hectáreas, un 60,14 por ciento menos. En cuanto a 2014, la cifra es un 39,83 por ciento superior, ya que en el mismo plazoardieron 37.584 hectáreas.

 

La cifra, sin embargo, es aún algo inferior a la media del decenio, que se sitúa en 54.185 hectáreas quemadas en nueve grandes incendios. Los años mejores de estos diez años fueron 2007 (14.391 has y un gran incendio); 2013 (20.947 has y 5 grandes incendios) y 2010 (23.046 has y 2 grandes incendios), frente a 2012, con 149.663 hectáreas arrasadas y 21 grandes fuegos y 2009, con 81.945 hectáreas quemadas y 26 fuegos de más de 500 hectáreas.

 

En total, en lo que va de 2015 se han producido un total de 6.749 incendios, de los que 4.688 fuegos fueron conatos, con menos de 1 hectárea quemada; 2.061 afectaron a más de 1 hectárea y menos de 500 hectáreas y siete de ellos superaron las 500 hectáreas. A esta cifra habría que sumar el que está asolando los últimos días la sierra de Gata. 

 

Por tipo de vegetación, 24.129 hectáreas eran de superficie matorral y monte abierto, 15.313 hectáreas de superficie arbolada y 13.114 hectáreas de pastos y dehesas.

 

En cuanto a la distribución geográfica de los incendios de este año, los datos reflejan que el 43,31 por ciento se han producido en las regiones del noroeste; el 37,72 por ciento en las comunidades interiores; el 18,02 por ciento en las regiones mediterráneas y el 0,95 por ciento a Canarias.

 

Respecto a la superficie arbolada, el 42,38 por ciento ardió en las comunidades interiores; el 37,81 por ciento en el Mediterráneo; el 19,60 por ciento en el noroeste y el 0,20 por ciento en Canarias. Mientras, el 48,87 por ciento de la superficie forestal se quemó en las comunidades interiores; el 29,97 por ciento en el Mediterráneo; el 20,97 por ciento en el noroeste y el 0,18 por ciento en Canarias.

 

Todos estos fuegos han afectado al 0,191 por ciento de la superficie nacional, frente al 0,136 que había afectado en 2014 y al 0,076 por ciento de 2013.