"El fresno dispone en 2013 de un único acceso a Internet por satélite"

Año 2013, para todo el mundo menos para la localidad de El Fresno (Ávila). En el momento de realizar este escrito, solamente disponemos de un acceso a Internet a través de satélite que nos brinda una velocidad endiablada de hasta 1 Mb, que nos proporciona la empresa Iberbanda

Creemos que no es justo que dispongamos únicamente de un acceso, cuyo coste es más elevado que el del resto de ofertas, con una velocidad hasta 10 veces inferior a cualquier ciudadano de las localidades limítrofes.

 

A todo esto tenemos que unir la “imposición” de algunas compañías que empiezan a cobrar por enviar las facturas por correo dado que incentivan la consulta de las mismas a través de internet.

 

Estamos condenando al gran número de gente joven que hay en la localidad al analfabetismo digital. De igual forma, gracias a la crisis global en la que estamos inmersos, los convecinos que han tenido la desgracia de perder su trabajo disponen de menos recursos para encontrar nuevo puestos laborales porque, como todos sabemos, hoy en día un gran número de dichos puestos se ofertan casi en exclusiva en páginas web especializadas en el sector. En este gravísimo caso de los conciudadanos que están en paro, tampoco pueden reciclarse en igualdad de oportunidades, debiendo de desplazarse a cualquier otra localidad para realizar cursos o disponer del acceso a toda la información de igual forma que si viviera en otra localidad.

 

De todos es sabido que, en los tiempos que corren, cualquier inversión por parte de las empresas debe de ser estudiada con detalle buscando, cuando menos, la rentabilidad de la misma. Este es un punto que todos tenemos claro, pero que pocos entendemos cuando en otras localidades que sí disponen de este servicio el número de abonados es muy inferior al que tendría nuestra localidad, ya que si tenemos en cuenta que existen numerosas líneas que debido a una perentoria necesidad de disponer de acceso a Internet disponen del servicio de Iberbanda y sumamos los que ahora nos negamos a contratar lo que consideramos una tarifa tremendamente abusiva, creemos que pocas localidades serían tan rentable como la nuestra.

 

Hasta aquí todo el razonamiento real, que es tan abrumador que yo me llego a preguntar si acaso existe algún tipo de “acuerdo” para que Movistar no le quite clientes a Iberbanda durante un tiempo indeterminado en la localidad de El Fresno (Ávila). O a lo mejor es que el puerto de montaña que nos separa de Ávila, o de la carretera N-110, por donde pasa la fibra óptica, es tan real como la existencia de Doraemon.

 

José Antonio Rilo